Podemos quiere cantimploras

La diputada proponente, Beatriu Gascó, junto a sus compañeros Fabiola Meco y Antonio Estañ. / efe
La diputada proponente, Beatriu Gascó, junto a sus compañeros Fabiola Meco y Antonio Estañ. / efe

Propone que el kit de diputado lleve el ordenador, el móvil y el recipiente para beber

F. RICÓS VALENCIA.

No es que los diputados de Podemos hayan planteado trasladar las sesiones plenarias y las comisiones de Les Corts al monte. No es que los parlamentarios morados barajen irse de excursión o a realizar convivencias, sentarse bajo unos pinos a resguardarse del sol y beber un trago de agua fresca de la cantimplora. Los diputados podemistas quieren cantimploras, sí, pero para beber en el hemiciclo y poder rellenarlas con agua del grifo. Pero no solamente ellos. La iniciativa es para que se aplique al conjunto de los diputados autonómicos.

Y es que los podemistas han desenterrado el hacha de guerra contra el plástico de un solo uso. La parlamentaria Beatriu Gascó, portavoz adjunta de ese grupo, ha trasladado una iniciativa a la Mesa de Les Corts para acabar con los botellines de agua y los vasos de plástico. La diputada apunta que el funcionamiento interno de la Cámara «ha de ser ejemplar» y debe convertirse en la primera institución en aplicar las iniciativas que se aprueban en el propio pleno tanto en cuestiones de consumo responsable como en condiciones laborales, de ahí que haya instado a cumplir el paquete legislativo que aprobó el Parlamento Europeo el pasado 8 de abril sobre la prevención de residuos y la reutilización de los envases.

La diputada Gascó afea que es habitual encontrar vasos desechables como botellines de agua de un solo uso tanto en la cafetería de la Cámara como en el funcionamiento habitual del hemiciclo y las comisiones. Y concluye que con ello se está contraviniendo «todas las nuevas políticas ambientales promovidas por el Parlamento Europeo».

La diputada reclama que en los plenos sólo se sirva agua a los oradores que la pidan y en vaso de cristal

De ahí que la portavoz adjunta de Podemos inste a la Mesa a revisar el funcionamiento de los plenos y comisiones en cuanto al servicio del agua se refiere y se dejen de utilizar los envases de un solo uso. En las comisiones se reparten botellines de agua y en los plenos el orador, cuando sube a la tribuna, le llevan un vaso de plástico con agua. Reclama la diputada a que en los plenos se evite «servir agua por defecto en cada intervención» y reservar el servicio solamente «para aquellos diputados que la soliciten en momentos puntuales». Y cuando les lleven agua, nada de vasos de plástico. Se debe de dar «en vasos de vidrio».

«Como solución se puede facilitar a cada diputado una cantimplora de vidrio -las cantimploras, según la RAE, son de metal- que formaría parte de su kit laboral junto al ordenador portátil y el teléfono móvil», sugiere Beatriu Gascó.

También propone que se estudie la posibilidad de mejorar la calidad del agua potable -la de Valencia no se distingue por su finura, sino por su dureza- colocando filtros y otras tecnologías sostenibles «para ofrecer la posibilidad de rellenar dichas cantimploras con agua del grifo».

Mientras se toman esas medidas de autoabastecimiento, la diputada propone que los puntos de dispensación de agua que están en los pasillos del hemiciclo y en los grupos parlamentario, tiene que proceder de manantiales de la Comunitat Valenciana «para evitar el derroche de CO2 debido al transporte del agua envasada», así como «eliminar los vasos de plástico».

 

Fotos

Vídeos