Podemos marca las prioridades del tripartito con un tono menos crítico

Antonio Estañ. / T. Rodríguez
Antonio Estañ. / T. Rodríguez

El partido morado presenta una ley para incorporar el presupuesto de las diputaciones a la Generalitat que pretende aprobar esta legislatura

A. C.

Valencia. Podemos, el socio parlamentario de PSPV y Compromís que respalda al Consell desde Les Corts, volvió a marcar un año más las prioridades que tienen que seguir los partidos firmantes del pacto del Botànic. La formación que lidera Antonio Estañ en la Comunitat volvió a criticar aspectos que considera que deberían profundizarse desde el Ejecutivo valenciano aunque, en esta ocasión, lo hizo con un tono menos crítico respecto a otros debates.

Después de un verano marcado por los enfrentamientos entre los socialistas y nacionalistas, Podemos ha intentado ejercer de pacificador. Esta posición que ya se vio con la reunión de la comisión de seguimiento del pacto del Botànic, impulsada por la formación morada, se volvió a vislumbrar ayer. Pese a ello, Estañ volvió a poner encima de la mesa cuestiones que Podemos cree que no se han abordado. Entre ellas, destacó la gestión con los barracones, turismo, vivienda, copago farmaceútico y el cambio en el modelo productivo. En este punto Estañ arremetió contra el proyecto de Puerto Mediterráneo, que ha hecho saltar por los aires el Gobierno progresista de Paterna. Además, criticó que el Consell se dedique a hacer «ximoanuncios» que luego no terminan de ver la luz.

Podemos, que admitió logros como la reversión hospitalaria o el pacto contra la violencia machista, aprovechó para presentar una ley para incorporar el presupuesto de las diputaciones a la Generalitat y terminar con estas «instituciones opacas». Un punto que estaba en el pacto del Botànic y que Estañ indicó que no se ha desarrollado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos