Podemos lleva a Antifraude la supuesta financiación ilegal del PSPV

El candidato Dalmau. / i. m.
El candidato Dalmau. / i. m.

La formación morada quiere que la Agencia use el caso que también afecta al Bloc para vigilar la relación entre empresas y partidos

EFE

valencia. El grupo parlamentario de Podemos en Les Corts Valencianes ha trasladado a la Agencia Antifraude sus consideraciones sobre la comisión de investigación de la financiación electoral del PSPV y Bloc en las campañas electorales de 2007 y 2008 y su relación con la mercantil Crespo Gomar. El partido espera que la información que han trasladado a los responsables de la Agencia Antifraude de la Comunitat «sirva para establecer pautas de relaciones entre empresas y partidos políticos para facilitar la adopción de mecanismos de detección de posibles casos de financiación irregular».

La investigación judicial que arrancó en Valencia concluyó que los indicios de una supuesta financiación ilegal a través de la firma de comunicación de Crespo Gomar estaban prescritos y derivó las irregularidades en adjudicaciones públicas a diferentes juzgados. Varias de estas causas han sido ya archivadas.

La formación morada confía en que el trabajo avanzado en la comisión y lo que determinen los juzgados en la continuación de las investigaciones pueda servir para retomar los trabajos de este grupo en la siguiente legislatura, de forma que pueda llegarse a la aprobación de un dictamen por parte del pleno de Les Corts. Recuerda que los trabajos de la comisión quedaron interrumpidos por el adelanto electoral y la disolución del Parlamento valenciano. No obstante, la comisión destacó precisamente por el alto número de ausencias. Buena parte de los dirigentes convocados para dar explicaciones simplemente desoyeron la llamada del Parlamento. Además, la Fiscalía resolvió que no respetar la citación de la Cámara no constituía delito, lo que todavía incrementó más la lista de bajas de última hora.

Podemos, de hecho, admitió que no se puede emitir un informe concluyente de la comisión como consecuencia de la ausencia de algunos comparecientes y por la «falta de voluntad del resto de grupos de establecer más sesiones» para recabar testimonios e información. No obstante, desde las filas moradas aguardan a que las investigaciones judiciales en curso avancen de manera definitiva.