Podemos insiste con las diputaciones y presentará una ley para retratar al PSPV

Antonio Estañ, portavoz de Podemos, junto a Manolo Mata, síndic del PSPV, en Les Corts. / Irene Marsilla
Antonio Estañ, portavoz de Podemos, junto a Manolo Mata, síndic del PSPV, en Les Corts. / Irene Marsilla

Estañ critica que los socialistas tumbaran su iniciativa para vaciar las instituciones provinciales pese a que es un acuerdo del pacto del Botànic

A. CERVELLERA VALENCIA.

El voto en contra de los socialistas a la propuesta de Podemos que apostaba por vaciar económicamente las diputaciones no ha gustado nada en las filas moradas. El partido que lidera Antonio Estañ en la Comunitat llegará hasta el final con este tema y presentará la semana que viene una ley para retratar al PSPV.

La negativa de los socialistas a apoyar la propuesta de podemos en el debate de política general tumbó la iniciativa, que contó también con el voto en contra de PP y Ciudadanos y sólo logró el apoyo de Compromís. Fuentes de Podemos confirmaron que esta situación no ha hecho variar los planes de la formación morada, que seguirá adelante con la norma que anunció su líder esta semana. Estañ emitió ayer un duro comunicado en el que reprochó al PSPV su postura y le recordó que el pacto del Botànic que llevó a Ximo Puig a la presidencia de la Generalitat prevé textualmente que se apueste «por la reordenación de la administración, impulsando la integración y coordinación de las funciones de las diputaciones en la Generalitat y reforzando el papel de los ayuntamientos con el objetivo de acercar la gestión a los ciudadanos y optimizar el uso de los recursos».

Poco después de que Jorge Rodríguez, expresidente de la Diputación de Valencia, fuera detenido por posibles irregularidades en la empresa pública Divalterra, Puig anunció una norma para vaciar de contenido estas instituciones mediante la coordinación. Esta y otras medidas similares nunca se han concretado en nada para Podemos, que recriminaron a los socialistas que siempre que tienen la oportunidad de posicionarse a favor de que desaparezcan estas instituciones provinciales hacen justo lo contrario.

El síndic de la formación insistió en que las diputaciones «son la herencia más visible del turnismo y el caciquismo», que tienen «un sistema de elección poco democrático y con difícil control por parte de la ciudadanía». Por ello, consideran que es necesaria la norma que presentarán al considerar que simplemente debe desarrollarse el estatuto de autonomía. En el comunicado, Estañ incide en que las corporaciones provinciales «concentran recursos que los ayuntamientos necesitan para atender cuestiones sociales básicas y solo les dan lo que les sobra después de repartir el presupuesto de forma clientelar, en muchas ocasiones». Paralelamente, señala que las corporaciones provinciales también se han convertido en un freno para políticas autonómicas en materias como la educación, el deporte o el turismo por una apropiación indebida de competencias.

Podemos considera que la votación conjunta ayer de PP y PSPV evidencia que los viejos partidos aún se unen para defender lo viejo, un modelo clientelar y poco transparente modelo administrativo y opina que no es coherente votar con el PP y ensalzar al Botànic. También se arremetió contra Ciudadanos por sumarse a esta negativa y contradecir sus proclamas sobre regeneración democrática y supresión de duplicidades en la administración.

Compromís decidió no pronunciarse sobre este tema durante el día de ayer y optar por permanecer en silencio. La postura de los nacionalistas en este asunto se acerca más a la de Podemos y el PSPV, lo que hace prever una negociación tensa cuando la ley llegue al pleno de Les Corts. La formación morada aspira a convencer al partido naranja, lo que evidenciaría aún más a los socialistas si se volvieran a oponer a una propuesta en la que se da por sentado que también volverán a rechazar los populares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos