El PP pide frenar las subvenciones a entidades que no respeten el Estatut

La senadora Salomé Paradas junto a la diputada Beatriz Gascó. / EFE/Biel Aliño
La senadora Salomé Paradas junto a la diputada Beatriz Gascó. / EFE/Biel Aliño

Una iniciativa en el Senado reclamará que el Gobierno central pueda intervenir si los ejecutivos autonómicos persisten otorgando estas ayudas

S. P./ EP VALENCIA.

El PP presentará una moción en el Senado para instar al Gobierno central a que no permita que se pueda destinar dinero a entidades que no respetan los estatutos de autonomía ni la Constitución, de manera que si un gobierno autonómico «persiste» el Gobierno central pueda «intervenir y retirarle las transferencias que reciben estas entidades».

Así lo anunció ayer la responsable de educación del PPCV, Beatriz Gascó, en una rueda de prensa en la que arremetió contra las subvenciones de la Generalitat Valenciana a «entidades catalanistas» que hablan de la construcción de los 'Països Catalans', señalando que el Gobierno «tiene que decir algo» al respecto. «No se puede consentir que todos los valencianos estemos destinando nuestro dinero a entidades que están defendiendo ideas que no están contempladas en nuestro estatuto y que solo conllevan a la confrontación, al caos y que quieren romper España», subrayó la diputada, para agregar: «Queremos que se expliquen estas subvenciones y que la gente sepa a lo que se está dedicando nuestro dinero, que no es a otra cosa que a intentar convertirnos en catalanes de segunda».

Gascó también advirtió de que tanto el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, como el de la catalana, Quim Torra, «son los responsables de los intentos de catalanización de la sociedad valenciana». La portavoz de educación se expresó en estos términos durante una comparecencia realizada junto a los senadores Salomé Pradas y Antonio Clemente para anunciar una batería de iniciativas en materia de educación, durante la cual señaló que «este caos en materia educativa tiene un denominador común que no es otro que el sectarismo y la falta de libertad». Esta iniciativa llega después de que haya saltado la noticia de que diferentes instituciones valencianas han vuelto a regar con fondos públicos entidades catalanistas como Escola valenciana, que en las últimas semanas ha recibido 25.000 euros del Ayuntamiento de Valencia y 6.000 de la Diputación de Valencia.

Gascó critica el intento de «catalanización de la sociedad valenciana» por parte de Puig y Torra

Por su parte, la portavoz adjunta del PP en el Senado, Salomé Pradas, recordó las manifestaciones de hace un año para «defender la libertad» sin que la «comunidad educativa haya sido aún escuchada». Esta situación de «abandono» llevó al PP a presentar una batería de iniciativas en materia educativa: «No nos podemos quedar quietos ante la imposición lingüística en la Comunitat. Esto es puro intervencionismo y aquí estará el PPCV de la Comunitat para frenarlo».

Cese de Marzà

El PP aprovechó la convocatoria para reclamar a Puig que cese al conseller de Educación, Vicent Marzà «porque no es posible mantener ni un minuto más a un conseller que coarta libertades y que tanto daño ha hecho a la familias valencianas». A su juicio, la política educativa en la Comunitat es «un calco del procés catalán» en cuanto al uso de la lengua «como arma de adoctrinamiento político».

Pradas explicó que el PP también presentó una moción para proteger la libertad de los padres a la hora de escolarizar a sus hijos en una lengua u otra, una propuesta que «salió adelante con los votos del PP» y que exigía al Gobierno la libertad para elegir la lengua vehicular, y reforzar la alta inspección educativa. La iniciativa también plantea la apertura de oficinas de atención al ciudadano para escuchar a los afectados por estas políticas educativas. El nuevo proyecto para frenar las subvenciones saldrá adelante en el Senado ya que los populares cuentan con una mayoría absoluta que permitirá que sea aprobado sin ningún problema.

Fotos

Vídeos