Pérez Boada declara ante el juez que la Fundación del V Encuentro Mundial de Familias era privada

EP

valencia. El exdirector del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y que fue comisionado de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en el año 2006, Enrique Pérez Boada, aseguró que la entidad encargada de la organización del evento, la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF), era «de carácter privado». «Nunca tuvimos ninguna duda», insistió Pérez Boada, exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Valencia.

Así se pronunció ayer Pérez Boada en declaraciones a los medios que le esperaban a su salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia, donde acudió a declarar en calidad de investigado ante el Juzgado de Instrucción número 5, que investiga presuntas irregularidades en las contrataciones de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF) para la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad en 2006.

Quien fuera comisionado de la visita del pontífice explicó que contestaría a las cuestiones que le plantease su letrado y las preguntas que le formulase la jueza, con el fin de «aclarar las dudas que pudiera haber sobre un evento que tuvo una gran repercusión mundial para Valencia y para la Comunitat, que salió bien, hace 13 años ya casi».

«Esperemos que esté todo aclarado cuanto antes y que se pueda pasar ya página a este capítulo», afirmó Pérez Boada, que sobre la naturaleza de la fundación que sirvió para la organización de la visita de Benedicto XVI, Pérez Boada enfatizó: «Nunca tuvimos ninguna duda de que la fundación se había constituido como privada».

«Además, como director del IVF y estando en el área económica de la Generalitat teníamos esa certeza, nunca la fundación apareció en los presupuestos de la Generalitat, así como sí que aparecían otras fundaciones o empresas de carácter público. Nunca apareció aunque la hubiera constituido en parte la Generalitat», explicó Pérez Boada, quien recalcó que «nunca la sectorizó como pública la Intervención General del Estado» hasta cree recordar, ha dicho, el año 2014: «Cuando la Generalitat, ocho años después del evento, asume la deuda».