Todos los partidos menos Compromís se alían para evitar en Les Corts el requisito lingüístico

EP VALENCIA.

El presidente de Les Corts, Enric Morera, se quedó solo ayer en su intención de que el valenciano sea una lengua de conocimiento obligatorio, un requisito, para los futuros trabajadores de la Cámara. Finalmente, la lengua autóctona será un mérito, pero no un requisito, que es lo que quería el nacionalista Morera, dirigente de Compromís, coalición que también defiende en el resto de la Generalitat que el valenciano sea obligatorio para trabajar en la Administración. El presidente de la Cámara se abstuvo en la votación celebrada ayer en la Mesa de Les Corts, donde el resto de partidos votó a favor de los criterios para optar a las plazas de Administración, Documentación, Informática, Lingüística, Correción, Mantenimiento y Atención Telefónica. PSPV y Podemos se sumaron a la Junta de Personal de la institución parlamentaria, que también se posicionó contra la postura de Morera, que ha pedido que su abstención constase en el acta de una reunión donde se ha evidenciado su soledad en este asunto.

Fotos

Vídeos