El parricida de Oza asegura en el juicio que no recuerda nada del fin de semana en el que mató a su hijo

Llevó a su hijo de 11 años al bosque. En Oza, en Coruña. Y allí le golpeó en la cabeza con una pala. Varias veces, hasta matarlo, y se marchó. Fue el año pasado, presuntamente para vengarse de la madre del niño, porque estaban separados y ella no quería volver con él. Hoy le juzgan por ese asesinato atroz,