El pacto de precios en À Punt destapó el caso

Las productoras de los Adell Bover y del hermano de Ximo Puig orquestaron una estrategia para repartirse concursos públicos. Una maniobra que destapó LAS PROVINCIAS después de que À Punt excluyera y denunciara a Canal Maestrat y Kriol al detectar que habían pactado precios para ganar una adjudicación. Un movimiento en el que también se pilló a Comunicacions dels Ports, empresa del hermano de Puig y que abandonó el proceso ante de ser expulsada.

Kriol Produccions, Canal Maestrat y Comunicacions dels Ports presentaron la misma oferta económica para tres lotes distintos. Esto les iba a permitir repartirse 30.000, 28.000 y 20.000 euros, respectivamente, sin oposición. De hecho, Kriol y Canal Maestrat no comunicaron ni que compartían administrador. Antifraude y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia han abierto sendas investigaciones sobre este proceso. Un pacto de precios que sirvió para tirar de un hilo que ha llevado a un rosario de subvenciones públicas a empresas y asociaciones bajo el dominio de la familia Adell Bover, claves en todo este proceso.