Iglesias afirma que el acuerdo está hecho si Sánchez añade las políticas de empleo

Pablo Iglesias, en una imagen de archivo./
Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

El líder de Podemos invita al presidente del Gobierno a copiar a la derecha con España Suma | Ábalos sitúa la reunión entre el PSOE y Podemos en la segunda semana de septiembre

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Pablo Iglesias ha anunciado hoy que si Pedro Sánchez mantiene su última oferta de julio para formar un gobierno de coalición el acuerdo estará hecho y su investidura garantizada. Solo ha hecho un añadido: «Que se añadan las políticas activas» de empleo. Si los socialistas hacen esa oferta, ha subrayado, el acuerdo será «cuestión de horas».

Unas palabras que son un brindis al sol porque solo un par de horas antes, y también en la cadena Ser, el ministro y secretario de Organización del PSOE ha descartado que esa propuesta siga en vigor. José Luis Ábalos ha señalado que retrotraerse a los planteamientos de hace un mes largo como punto de partida para la negociación no es serio. En su momento, ha apuntado, el líder de Unidas Podemos dijo que «aquello (una vicepresidencia y tres ministerios) fue una farsa». Y ha añadido: «Lo que no era bueno entonces, lo que era una humillación para su partido, una falta de respeto a sus votantes, ahora no lo es».

Iglesias ha prescindido de estos matices en su entrevista y se ha mostrado convencido de que «si el PSOE se sienta con nosotros» y parte de las premisas negociadoras de hace un mes, es más que probable que «estemos cerca de un gobierno de coalición». Ha insistido en esa fórmula de colaboración gubernamental porque su experiencia le ha demostrado que si un hipotético acuerdo sobre programas «no van acompañados de una negociación integral de equipos, no se cumplen». Pero Sánchez y los socialistas sostienen que el tren de la coalición ya pasó e Iglesias lo rechazó, y ya no volverá a estar en la mesa de negociaciones-

El líder de Unidas Podemos ha justificado por la vacuidad presupuestaria y competencial que no aceptasen en su momento la oferta. Aunque ahora son otros tiempos, ha venido a decir, y la repetición de las elecciones es el escenario menos deseable. Ha aventurado que igual Pedro Sánchez no lo ve así porque alguien le ha dicho que sus expectativas electorales en noviembre serán mejores. «Si Sánchez no quiere elecciones debe negociar», ha advertido, y si no se sienta a conversar, ha concluido, es porque apuesta por unos nuevas votaciones.

Sin fecha

La cita entre Sánchez e Iglesias, o entre los negociadores de PSOE y Unidas Podemos, no tiene fecha, aunque Ábalos ha dejado caer que no va a ser inminente a pesar de que la fecha clave del 23 de septiembre está a la vuelta de la esquina. Si para ese día ningún candidato logra la investidura, se disolverán las Cortes y se convocarán elecciones el 10 de noviembre.

El encuentro en uno u otro formato, según el dirigente socialista, tendrá lugar entre el 9 y 15 de septiembre. La semana anterior, Sánchez se reunirá, posiblemente el miércoles, con los representantes del PNV y del Partido Regionalista de Cantabria, además de completar la amplia ronda de contactos con los portavoces de organizaciones sociales. Después, ha dicho el secretario de Organización del PSOE, será el turno de las formaciones de ámbito nacional. Además de con Unidas Podemos, Sánchez tiene previsto verse con los líderes de PP y Ciudadanos.

Ábalos no ha reconocido que esta tardanza en las reuniones es una estrategia de presión sobre Iglesias para que desista del gobierno de coalición y acepte negociar un acuerdo sobre un programa. Pero ha comentado que «algunos toman las decisiones cuando ya ven la realidad, y depende del vértigo que les dé tomar esa decisión».

El secretario general de Podemos no ha dado muestras de que vaya a torcer su brazo y ha señalado que la vuelta a las urnas el 10 de noviembre es una decisión que solo está en la mano de Sánchez, no en la suya. Ha aconsejado, no obstante, al líder del PSOE que tome nota de la unidad que busca «la derecha» con el proyecto de España Suma que impulsa el PP. «Tenemos que hacer lo mismo que hace ellos».