Ortiz, Cano, Baños y Nuño optan a dirigir la Fiscalía de Valencia

Conservadores, progresistas e independientes pugnan por el puesto que ha dejado vacante Teresa Gisbert

S. P.

Valencia. La carrera para ocupar la jefatura de la Fiscalía Provincial de Valencia ya ha comenzado. El pasado jueves terminó el plazo dado a los interesados para presentarse al puesto que ha dejado vacante Teresa Gisbert tras ser nombrada fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia. Cuatro serán finalmente los aspirantes a la plaza en el ministerio público. Dos son los candidatos cuyo nombre más ha sonado en los últimos meses para tomar el control del ministerio público.

Por un lado, José Ortiz, responsable de la Asociación de Fiscales (AF) en la provincia de Valencia y actual delegado de la sección de Criminalidad Informática. Obtuvo el apoyo de sus compañeros en las últimas elecciones para el Consejo Fiscal, pero un polémico recuento le hizo quedar fuera del organismo. El otro nombre que más veces ha aparecido en las quinielas es el de Adoración Cano, la fiscal que ha llevado la instrucción del accidente de metro, y que forma parte, además, del Secretariado de la Unión Progresista de Fiscales (UPF).

No obstante, en las últimas semanas se han sumado otros nombres a la pugna por la jefatura de Valencia, la tercera más importante de España. El primero en dar el paso fue el independiente Joaquín Baños, el encargado de la sección de Medio Ambiente y Urbanismo. El otro de los aspirantes se ha conocido hoy mismo. Se trata de José Antonio Nuño de la Rosa, el fiscal que hasta el pasado jueves se mantenía como candidato a la Sala de lo Civil y Penal del TSJ y encargado de la causa de los incendios forestales. Sin embargo, la elección del fiscal Anticorrupción Vicente Torres para el TSJ al lograr el apoyo de los vocales conservadores del Consejo, ha hecho que Nuño, miembro de la UPF, intente buscar el apoyo del Consejo Fiscal. No es frecuente que las asociaciones presenten a dos candidatos.