El órgano auditor detalla más irregularidades en el IES Cabanyal

A. RALLO

valencia. La Intervención de la Generalitat ha enviado un segundo informe sobre la tramitación del instituto del Cabanyal, actuación en la que ya encontró un agujero de 1,7 millones sin justificación. En este dosier, que se suma a las irregularidades detectadas en Burriana, se señalan las incidencias más significativas en el expediente. Por ejemplo, se aprecian deficiencias en la Mesa de Contratación, un problema que se repitió en la adjudicación de las otras instalaciones bajo sospecha.

En este caso, se producen variaciones sin justificación en la composición del citado órgano. Además, subrayan que no consta el informe realizado por los técnicos de Ciegsa para la valoración de las ofertas. El órgano auditor recoge observaciones al contenido del pliego, que lleva a que finalmente no se tenga en cuenta el criterio económico y cobre más peso la valoración subjetiva que los técnicos hicieran sobre la oferta.

También resulta llamativo, según los mismos expertos, cómo la constructora ofrece una reducción de tres meses en el plazo de la edificación. Sin embargo, un vez se establece el contrato se recogen los 22 meses que constaban inicialmente, es decir, que esa mejora no llegó a aplicarse.

El juzgado analiza en una pieza separada del caso Imelsa las actuaciones en el IES Cabanyal y diferentes centros en Torrevieja, Burriana, Xirivella, Llosa de Ranes i Xirivella. El instructor ya ha imputado a dos arquitectos y dos directivos de la empresa beneficiada con el centro del Cabanyal.

Las sospechas de la Guardia Civil y de Anticorrupción consisten en que desde Ciegsa se aprobaban modificados de los proyectos sin ser necesarios para compensar a las empresas porque previamente habían pagado comisiones. Esas mordidas iban destinadas a la financiación ilegal del PP.