Oltra defiende la variedad de juramentos de los diputados

B. F.

valencia. La portavoz del Gobierno valenciano en funciones y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, defendió ayer los diversos modos que los diputados de Les Corts asumieron su cargo a través de distintas fórmulas de promesa o juramento. Oltra obvió el estupor, incluso la chanza, que generó entre algunos parlamentarios el modo en que, especialmente desde Vox y Podemos, los diputados asumieron su cargo. La portavoz recordó que todos los políticos son libres de jurar sus cargos «con el símbolo religioso que cada uno decida», después de que los diputados de Vox en Les Corts estrenaran su cargo «por Dios y por España» sobre una Biblia y un crucifijo, mientras que los podemistas lo prometiesen por cuestiones tan diversas como la lucha feminista o la defensa de la Madre Tierra.

«Es muy peligroso estos enfrentamientos cruzados de reírse de que uno jura por Thor y el otro por la 'Madre Tierra', cuando las dos cuestiones están amparadas por la Constitución y los derechos fundamentales», advirtió Oltra en la rueda de prensa tras el pleno del Consell de ayer. Preguntada por la petición que hizo Compromís hace unos años de que no hubiera símbolos religiosos en el parlamento valenciano, la vicepresidenta del Consell precisó que es diferente que un símbolo presida el juramento de todos los diputados, «que es lo que pasó en el pasado y se denunció» (en referencia al crucifijo que colocó Juan Cotino en la mesa presidencial de Les Corts durante la constitución de la VIII Legislatura), y que cada uno lo haga de la forma que decida. Es algo que está «completamente amparado en artículo de la Constitución sobre la libertad religiosa», señaló Oltra, quien reconoció que la fórmula «puede gustar más o menos», pero no se puede negar ese derecho.