Oltra busca el cuerpo a cuerpo con un Puig que ya se ve ganador

Los candidatos a la presidencia antes del debate. / I. Marsilla
Los candidatos a la presidencia antes del debate. / I. Marsilla

A. CERVELLERA

Valencia. Los partidos se juegan mucho en una campaña con casi un 40% de indecisos y por ello ayer no dudaron en participar en el primero de los tres debates electorales de las formaciones presentes en Les Corts que tendrán lugar antes del 28-A. En este encuentro de la Cadena Ser cada uno busco su espacio pero se caracterizó por la dureza de Mónica Oltra contra el presidente Ximo Puig, que ya se ve ganador.

La cita evidenció una batalla entre los dos partidos que forman el Ejecutivo valenciano, PSPV y Compromís, contra la oposición actual, PP y Ciudadanos. Pero al mismo tiempo, dentro de los bloques no se dudó en dirigir ataques para tratar de arañar votos a sus compañeros de viaje. Una situación que dejó a Podemos y a su candidato, Rubén Martínez Dalmau, en tierra de nadie en varias ocasiones.

Puig y Oltra coincidieron en volver a retomar el discurso que les hizo ganar las elecciones en 2015, las críticas a la gestión del PP y, de forma especial a la corrupción. Pero la vicepresidenta no dudó en criticar a los socialistas por su ambigüedad con Cs y por no reclamar con fuerza un sistema de financiación. Puig mantuvo un tono presidenciable y evitó entrar en el barro.

El candidato de Cs, Toni Cantó, y la popular Isabel Bonig trataron de presentarse como la alternativa y los líderes del centro-derecha. Cantó se mostró seguro ya que confía en que se cumpla el pronóstico del CIS que les sitúa por delante del PP. Por su parte, Rubén Martínez Dalmau, presidenciable de Unidas Podemos, se mostró algo inseguro y tardó en encontrar su espacio pero eso no evitó las críticas al PSPV.