Oltra avisa de que «por la cuenta que le trae a todo el mundo» no habrá adelanto electoral

EFE

valencia. La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, defendió ayer que en el Ejecutivo valenciano no hay «estridencias» ni «grandes salidas de tono», y que las discrepancias políticas que han existido las han solucionado «muy bien, a través del pacto y del acuerdo».

Oltra advirtió en una entrevista con la Agencia Efe de que, «por la cuenta que le trae a todo el mundo», el Pacto del Botánico no saltará por los aires antes de las elecciones autonómicas, porque este es «un proyecto de continuidad» y porque no tienen «derecho a privar a los valencianos de un buen Gobierno». Según señaló, el del Botánico es un «proyecto de continuidad», por lo que, aunque en la próxima campaña electoral pondrán de relieve las «diferencias» entre los partidos que lo conforman, estas no tienen por qué convertirse en «discrepancias».

El reto, según la vicepresidenta, es demostrar que puede haber «proyectos de continuidad plurales» y que se puede hacer campaña electoral manifestando las diferencias pero sin necesidad de agredirse, por un motivo: «porque después nos vamos a volver a tener que entender y vamos a volver a pactar».

Oltra indicó que el actual Consell es «un buen gobierno para los valencianos», que anteriormente tuvieron Ejecutivos que «habían engañado, mentido, saqueado, recortado derechos y abandonado a su suerte» a los ciudadanos, y por eso el pacto del Botánico está «a prueba de bombas, y por eso habrá continuidad la legislatura que viene», con los equilibrios y la correlación de fuerzas que sea. La vicepresidenta defendió que en el seno del Consell hay «un buen clima», y que desde fuera de la Comunitat llama la atención que no haya «alharacas ni ruido», lo que atribuyó a que, al construir un Gobierno «mestizo», se ha generado un «sentimiento corporativo independiente de los partidos».

 

Fotos

Vídeos