Oltra advierte a Soler de que los recortes en el gasto deben ser consensuados

La vicepresidenta Oltra y el conseller Soler, en un pleno de Les Corts. /Irene Marsilla
La vicepresidenta Oltra y el conseller Soler, en un pleno de Les Corts. / Irene Marsilla

La vicepresidenta insiste en que el problema es de ingresos y dice que si el Gobierno puede pedir ajustes estando en funciones también podrá enviar ayuda

M. Hortelano
M. HORTELANO

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, tiene una tesis distinta a la que mantiene la Conselleria de Hacienda acerca de los ajustes que el Gobierno Valenciano deberá realizar en los últimos meses del año. De hecho, el propio Consell tiene dos almas en cuanto a la visión de la economía y, en este caso, no podía ser diferente.

La también portavoz del Consell defendió ayer que el problema que tiene la Generalitat «es de ingresos y no de gastos», a pesar de que desde la Conselleria de Hacienda se está poniendo la vista en una supresión de todo aquel gasto que no esté ya comprometido para lo que queda de año. «No se ha cerrado el presupuesto», dijo Oltra, pero mandó un aviso a navegantes. «Cualquier decisión de retención de crédito se hará consensuadamente» entre todas as partes del Consell.

Desde la formación que la vicepresidenta lidera (Compromís) afean al departamento que dirige Soler (PSPV) que esté negociando de manera bilateral los ajustes de gasto que todas las consellerias deberán hacer en el actual presupuesto de gasto. Desde la coalición lamentan que Hacienda esté exigiendo área por área ajustes que contrastan con las partidas que los presupuestos generales de la Generalitat diseñaron funcional y económicamente con la aprobación de las cuentas.

PSPV y Compromís llevan a la reunión del Consell sus diferencias sobre cómo afrontar el final de año

«Es cierto que la situación de que en este momento haya un Gobierno en funciones en España y que no se aprobara el presupuesto está dificultando la situación de las mensualidades y los gastos», reconoció la vicepresidenta, y recordó a sus socios de Consell que «lo que valía para Montoro, vale para Montero». «Exigimos un trato justo, y en ese impasse, algunas medidas que puedan tomarse para aligerar la situación financiera», dijo, en referencia Gobierno central. De hecho, según Oltra, «si se está en funciones para reclamar ajustes del gasto farmacéutico también se podrá tener alguna medida que nos ayude estando en funciones», lamentó. Las discrepancias, que vienen de lejos, llegaron incluso a la reunión de ayer del Ejecutivo valenciano. En Hacienda están especialmente molestos por la postura de sus socios, mientras que en Compromís lo están con lo que consideran un relajo en las reivindicaciones al Gobierno central.

La tensión surge después de que la Conselleria de Hacienda se haya visto obligada a modificar sus previsiones de gasto de cara a final de año por dos motivos. Primero porque los desembolsos en la Administración están lejos de ajustarse a las peticiones de los distintos organismos de control, incluido el propio Ministerio. Y segundo, porque el escenario económico y político ha cambiado y el Consell no puede ya contar con las previsiones sobre las que hizo sus cuentas. Eso sí, desde el departamento que dirige Vicent Soler restan importancia a los ajustes y los achacan a una reordenación para adecuar la realidad financiera al nuevo panorama político. Y es que el Gobierno en funciones no tiene legitimidad, según asegura la Abogacía del Estado, para hacer entregas a cuenta a las comunidades. Pero la diferente concepción económica de los socios ha vuelto a reabrir el conflicto con la Conselleria de Hacienda.

Falta de inversiones

Por otra parte, preguntada respecto del grado de ejecución de las inversiones del Estado en la Comunitat Valenciana, la vicepresidenta Oltra aseguró que la Comunitat Valenciana tiene «tres problemas: infrafinanciación, inversiones que no se han llevado a término y la deuda que se ha de regularizar». «Dentro del tema de las inversiones, no llegamos nunca a nuestro peso poblacional -en el presupuesto-, y cuando llegamos a las ejecuciones nos quedamos muy por debajo de la media: es que si te lo ponen en el presupuesto, y después no se hace, es como si lo apuntas en la pared», criticó. Por ello, aseguró que el Consell esperará a «que cuando haya gobierno de España, y Dios quiera que sea pronto, esta situación se corrija».

Respecto a la carta que los Ministerios de Hacienda y Sanidad han remitido a la Generalitat para pedirle que ajuste el gasto en farmacia, Oltra defendió que se trata de «un hecho incontestable» que el desembolso en verano «se multiplica porque somos una tierra de acogida, algo que nos da mucha alegría pero que implica unos gastos y una atención que tenemos que prestar», subrayó y recordó que «el Gobierno hace tiempo que tiene pendiente liquidar con la Comunitat Valenciana toda la atención sanitaria de personas que no son de la región pero tienen derecho a recibirla».

Más