Nomdedéu alega que el código de buen gobierno del Consell no le obliga a cesar

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu. / efe/ manuel bruque
El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu. / efe/ manuel bruque

El secretario autonómico de Compromís está investigado por la misma querella del PP que causa la destitución de la vicealcaldesa de Castellón

BURGUERA / EP VALENCIA/CASTELLÓN.

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, se remitió ayer al código de buen gobierno del Consell para no cesar en su puesto. El alto cargo nacionalista aseguró que las normas que se ha autoimpuesto el Ejecutivo autonómico no le obligan a dejar el puesto, si bien reconoce que no ha sido el caso de Ali Brancal, vicealcaldesa de Castellón hasta ayer. Brancal y Nomdedéu están siendo investigados por la misma denuncia del PP. El secretario autonómico recordó que en el procedimiento judicial puesto en marcha a instancias e la denuncia de los populares aún no se han pronunciado el fiscal ni el juez que lleva la instrucción, por lo cual no se siente obligado a abandonar la Conselleria de Economía. Sin embargo, Brancal sí ha dejado de ser la número dos del Ayuntamiento de Castellón, cuyo código de buen gobierno sí le ha obligado a decir adió al cargo, que ocupó en septiembre de 2016, precisamente sustituyendo a Nomdedéu cuando dio el salto a Economía.

La Junta de Gobierno municipal de Castellón celebrada ayer ratificó el decreto de Alcaldía por el que se cesa de sus funciones a la vicealcaldesa, Ali Brancal, y se delegan sus competencias en otros compañeros de Compromís. De esta manera, se da cumplimiento al acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Castellón en el que se aprobó aplicar el código de buen Gobierno a la vicealcaldesa, lo que conllevaba el cese en sus funciones.

Ali Brancal, junto al secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, declararon ante el Juzgado de Instrucción 2 de Castellón como investigados en su condición de querellados tras recibir una querella contra ambos, en la que se les atribuye delitos de malversación y falsedad. Según el Grupo Popular, ambos, presuntamente, utilizaron el servicio postal municipal para enviar papeletas electorales.

Nomdedéu y Brancal declararon tras ser acusados de los delitos de malversación y falsedad

El acuerdo de la Junta de Gobierno de ayer contó con los votos a favor del portavoz de Compromís, Ignasi Garcia, y de los representantes socialistas y la abstención de los ediles de la coalición nacionalista Enric Porcar y Verònica Ruiz. «Para poder asumir el acuerdo plenario, a pesar de no estar de acuerdo con él, hemos concluido que un miembro al menos de Compromís tenía que votar a favor, y el resto nos hemos abstenido como gesto de apoyo a Ali Brancal», explicó la portavoz del Gobierno municipal, Verònica Ruiz. Así, según decidió la comisión ejecutiva local de Compromís el pasado martes, el actual portavoz del grupo en el Ayuntamiento, Ignasi Garcia, asume la vicealcaldía, así como Participación Ciudadana, Reciplasa y el Consejo del Puerto. El concejal Enric Porcar estará al frente de Vivienda y Verònica Ruiz cogerá las riendas de Igualdad y será portavoz adjunta del Grupo Municipal. Verònica Ruiz explicó que Ali Brancal continuará trabajando para el municipio que la ha votado, «porque no lo entiende de otra manera».

El concejal del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, afirmó que la «única» gestión que ha hecho la hasta ayer vicealcaldesa de Castellón, Ali Brancal, desde el Ayuntamiento es «enviar los sobres con papeletas electorales que han terminado imputándola».

El PP lo califica de «sainete»

Respecto a la salida de Brancal del equipo de gobierno castellonense, Sales señaló que «todavía no se ha puesto fin al sainete», pues la alcaldesa, Amparo Marco, «ha dado mil y un quiebros para evitar figurar como la responsable del cese, trasladando la decisión al pleno y a la Junta de Gobierno Local».

«Esto no evitará lo que decíamos desde un inicio: que será ella la que firme el decreto de cese de sus funciones y, por tanto, la decisión y la responsabilidad es de ella y debería haber llegado siete meses antes, desde el momento en que entró a declarar en el juzgado como investigada en un presunto caso de corrupción política, acusada de los delitos de malversación y falsedad documental», señaló el portavoz popular, quien recordó que Brancal, junto a Nomdedéu están siendo investigados por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Castellón por «haber utilizado presuntamente el servicio del correo ordinario del Ayuntamiento de Castellón, y por tanto, costeado con dinero de todos los castellonenses, para enviar papeletas y propaganda electoral en las elecciones europeas del año 2014».

Preguntada si toda esta situación afectará a la aprobación de los presupuestos municipales, Verónica Ruiz lo negó y afirmó que los presupuestos «son pensados para la ciudadanía y, por tanto, nada va a entorpecer el bienestar de todos los ciudadanos de esta ciudad». En esta línea, la portavoz del Gobierno municipal de Castellón admitió que las relaciones entre los socios del Consistorio «siempre» cambian cuando se acercan una elecciones, pero ha dicho que «nada cambiará el Pacte del Grau».