Mulero pregunta a Agricultura si se está cambiando su plaza

El número dos de la conselleria mueve ficha tras verse desautorizado por Cebrián, mientras el PP denuncia que existen más «enchufes»

REDACCIÓN

El secretario autonómico de la conselleria de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, ha presentado un escrito ante su propia conselleria en el que solicita que se le informe de si existe en marcha algún procedimiento por el que se vaya a proceder a cambiar las condiciones de su plaza de funcionario. El número dos de Agricultura señala en ese escrito que él no ha solicitado, ni se le ha comunicado ni ha autorizado que se pusiera en marcha esa modificación, que el pasado lunes la propia conselleria explicó que había paralizado por orden de Cebrián.

El escrito de Rodríguez Mulero es la respuesta a la desautorización que supone, por parte de Elena Cebrián, la confirmación de que se había paralizado tanto ese cambio en las condiciones de su plaza de funcionario -con una mejora en los complementos que percibiría- como la designación de su mujer, Carmen Chofre, como responsable de unidad en la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria, que dirige el propio Mulero. Tal y como ha venido detallando este diario, la propia consellera ordenó frenar esa decisión -tal y como confirmó un portavoz de Agricultura- y dio orden a la secretaria autonómica de Función Pública de paralizar ese nombramiento.

Otra jefatura

Desde el PP, ayer, se reveló una nueva designación «a dedo» en la conselleria que dirige Cebrián. Fuentes populares atribuyeron al director general de Agricultura, Roger Llanes, la designación de su mujer, Encarnación Gavaldó, como jefa de servicio de libre designación. Gavaldó ocuparía ese puesto en comisión de servicio, según las mismas fuentes.

Fuentes de la conselleria de Agricultura explicaron ayer, no obstante, que la plaza que ocupa Gavaldó «no es de nueva creación». «Lo que se ha hecho ahora es dotarla de contenido», precisaron las mismas fuentes, que explicaron que esta funcionaria ocupa ese puesto «de forma provisional. La conselleria también aclaró que se ha dirigido de urgencia a Función Publica para solicitarle que convoque concurso para esa plaza.

Con todo, el portavoz de agricultura del GPP, José Ramón Calpe, anunció la presentación de una pregunta parlamentaria en Les Corts sobre los «enchufes» que atribuyó al secretario autonómico de la conselleria de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y más en concreto, sobre la reclasificación de su plaza, los nombramientos de responsables de unidad de la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria y otros posibles nombramientos a dedo en el área del mismo alto cargo.

Calpe señaló que los populares quieren saber «exactamente qué criterios se siguen» para estos nombramientos o para reclasificar plazas funcionariales tras darse a conocer que el secretario autonómico dio la orden, paralizada luego por la propia consellera Cebrián, de que fuera su mujer quien ocupara una nueva plaza, de jefa de unidad, en la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria.

Para el portavoz popular, los paretidos del Pacto del Botànic «están muy preocupados por arreglarse su futuro personal antes de las elecciones. En lugar de buscar solucionar los problemas de la agricultura se dedican a buscar su mejor fortuna enchufando a familiares y poniendo en marcha sus reclasificaciones de puesto de trabajo. El último ejemplo es la puesta en marcha de los créditos bonificados de entre 30.000 y 50.000 euros anunciados por Mulero a primeros de diciembre con carácter inmediato. Más de dos meses después seguimos sin saber nada. Están en otras cosas».

El portavoz popular manifestó que «los ciudadanos contemplamos con estupor y sorpresa las peleas internas botánicas para enchufar a familiares y amigos en los chiringuitos que han montado. Están en eso, en sus propias peleas partidistas y no en trabajar para mejorar la situación del campo valenciano, de los agricultores y ganaderos».