Oltra culpa al ministro Montoro de la «falta de personal» para poder contestar antes al Síndic de Greguges

Oltra culpa al ministro Montoro de la «falta de personal» para poder contestar antes al Síndic de Greguges

La consellera admite retrasos en las respuesta de Igualdad al Defensor del Pueblo valenciano

EUROPA PRESS VALENCIA

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha admitido este jueves retrasos en las respuestas de su departamento a las peticiones de información solicitadas por el Síndic de Greuges y las ha achacado a «la falta de personal» de la administración autonómica, una circunstancia que hace que «no se pueda atender a todo en los tiempos que toca hacerlo» y de la que ha responsabilizado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Oltra, que se ha reunido este jueves con representantes de la Federación de Personas Sordas de la Comunitat Valenciana (Fesord), ha hecho estas declaraciones al ser preguntada por el informe del Síndic de Greuges que indica que la conselleria que dirige fue la administración que más peticiones de información de esta institución no contestó o que lo hizo con cuatro meses de retraso.

«Les Corts ya hicieron una petición al Gobierno de España para que eliminara las tasas de reposición. Tenemos un problema de personal gravísimo en la Generalitat que hace que no se puedan atender en los plazos que establece la normativa» solicitudes como las que plantea el Síndic de Greuges, ha afirmado la también vicepresidenta del Consell.

Más información

En este sentido, ha agregado que la falta de personal de la que responsabiliza a Montoro genera «un problema» dado que «las mismas personas tienen que atender las quejas del Síndic, las quejas a la conselleria y el propio sistema» implantado por Igualdad y Políticas Inclusivas para poder responder antes.

Así, la responsable autonómica ha manifestado que en lo que se refiere a la comunicación con el Síndic de Greuges, «es verdad que nos hemos retrasado en los plazos legales» para responder «porque la falta de personal de la Generalitat, en general, y de la conselleria, en particular, hace que no se pueda atender a todo en los tiempos que toca hacerlo».

Mónica Oltra, que ha afirmado que su departamento ha tenido en cuenta «esta problemática» y que ha estado «en contacto con el Síndic regularmente», ha explicado que el pasado mes de noviembre se implantó «un sistema de comunicación electrónica, telemático, para intentar dar las respuestas de manera más rápida».

La consellera ha agregado que esta medida se adoptó porque «muchas veces llegaba a la conselleria el requerimiento del Síndic cuando había terminado ya el plazo para responder». Asimismo, ha resaltado que el informe del Síndic de Greuges, correspondiente a 2017, se cerró «en diciembre» y que por ello «no ha dado tiempo todavía a evaluar» y conocer los resultados «del mecanismo implantó en noviembre» para contestar antes.

«ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE»

Oltra ha valorado «el trabajo que hace el Síndic de Greuges, como órgano estatutario que es y como línea de defensa de muchas personas que acuden a él cuando tienen una queja o ven que alguna cosa no está funcionando bien» y ha agradecido esa «faena absolutamente imprescindible».

En esta línea, ha asegurado que esa labor sirve «siempre» de «guía» a la administración autonómica «para seguir mejorando» como se ha demostrado «en estos años de gobierno» del Consell del Botànic. A este respecto, ha señalado que «en 2014 hubo 4.400 quejas y en 2017, 1.200» y ha subrayado que esto representa una reducción «del 72 por ciento».

Mónica Oltra ha agradecido, del mismo modo, que el Síndic de Greuges valore los esfuerzos que se están haciendo en su departamento para dar una respuesta a las personas que están en situación de dependencia o que necesitan una ayuda económica y que se ponga «en valor» en el informe «tan detallado» realizado por ese órgano.

Asimismo, ha destacado las mejoras en sus años de gestión ya que cuando llegaron a la conselleria «había 41.000 personas en el sistema de dependencia, ahora hay 65.000». «Hemos bajado prácticamente a la mitad la lista de espera y el sistema ya comienza a funcionar y a reducir los plazos de espera de la gente», ha detallado.