Miles de antisistema llegaron a Valencia para participar en la manifestación catalanista

Asistentes de la marcha convocada por la comisión 9 d'Octubre. / J. Signes
Asistentes de la marcha convocada por la comisión 9 d'Octubre. / J. Signes

Los colectivos estaban estructurados en columnas y celebraron una reunión previa en Vitoria para organizarse

S. P.

Valencia. La ya habitual manifestación catalanista convocada por la comisión 9 d'Octubre consiguió elevar este año hasta alrededor de cinco mil los asistentes a una protesta que hasta hace poco tiempo pasaba desapercibida. Para que este aumento fuera efectivo y tan elevado respecto a otras ocasiones resultó determinante la participación de grupos antisistema de las autodenominadas plataformas antifascistas, que aportaron miles de personas, casi la mitad del total.

Según confirmaron fuentes policiales fueron finalmente 5.000 los asistentes de la marcha que arrancó a las 18:30, aunque los organizadores defendieron que participaron 15.000 personas. Tal y como se desprende de los mensajes internos y comunicados de las diferentes organizaciones en redes sociales, los antisistema contaban con una organización potente. El sistema estaba basado en ocho columnas, un método de organización para viajar reunidos por parte de diferentes grupos que provenían de municipios de la Comunitat, a los que también se sumaron particulares procedentes de otros lugares de España como Barcelona o Madrid. Además, los antisistema habían realizado charlas informativas previas para organizarse, como la que celebraron en Vitoria el día 4.

Más información del 9 d'Octubre

Las columnas de los antisistemas, creadas para defenderse en el caso de que ocurrieran altercados con la ultraderecha como los del año pasado, coincidían con el recorrido de las líneas de tren, metro o bus. Por ejemplo, la columna 1, bautizada con el nombre de Guillem Agulló, partía de Castellón a las 15:35 horas e iba recorriendo diferentes municipios a los que se iban sumando otros participantes de la marcha. En cada una de las columnas había un grupo reducido de personas marcadas con un brazalete fluorescente que en el momento de la manifestación organizaban a los antisistemas.

Todos los grupos estaban citados para estar puntualmente a las 17 horas en la estación del norte de Valencia. Un dato que conocían los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Una vez comenzaron a llegar, los agentes desplegaron un cordón policial que les separó de la primera manifestación valencianista que pasaba por la estación del norte hacia la calle Colón, la de la Coordinadora de la Associació del Regne de Valencia LGTB, con los que se intercambiaron ambos gritos e insultos. Más tarde los desplazaron junto a los tradicionales miembros de la comisión 9 d'Octubre y comenzó una marcha que transcurrió sin incidentes reseñables.

 

Fotos

Vídeos