El médico forense examina en la cárcel el estado de salud de Zaplana

El expresidente de la Generalitat. / EFE/ Morell
El expresidente de la Generalitat. / EFE/ Morell

Los letrados del expresidente lograron que la Audiencia aceptara otra evaluación en la penitenciaría

A. RALLO / A. CHECA VALENCIA.

El expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana continúa en la cárcel de Picassent. El equipo de abogados que trata de que salga en libertad provisional no ha conseguido, de momento, lograr un pronunciamiento favorable ni de la juez de instrucción ni de la Audiencia de Valencia.

Sólo el tribunal ha dado algo de esperanza a la defensa al autorizar un nuevo informe de los médicos sobre el estado de salud del interno. Fuentes de la penitenciaría consultadas por LAS PROVINCIAS confirmaron que el especialista visitó al exministro la semana pasada. Se ignora el resultado de esta revisión y si los forenses declararán en el juzgado.

La Audiencia dio el visto bueno a la pericial, pero con las consideraciones que pidió el fiscal, que reclamaba que el informe no incluyera proyecciones acerca de la evolución de la salud del paciente. El ministerio público se opone a la salida de la cárcel porque mantiene que existe riesgo de fuga y la posibilidad de que elimine pruebas.

Políticos de diferente signo han lamentado la situación de Zaplana sin conocer la investigación

Los políticos están divididos acerca de la prisión de Zaplana. Al margen de los delitos por los que se le investiga -ilícitos muy graves que acarrearían una petición de pena muy elevada-, diferentes cargos tanto del Partido Popular como del PSPV y Compromís han llegado a lamentar la situación que vive el expresidente. Sin embargo, estos pronunciamientos se producen sin que se conozcan los detalles de la causa, que sigue bajo secreto. Esta medida excepcional está prevista que permanezca durante varios meses más a la espera de que finalicen las pesquisas de los agentes. La Guardia Civil investiga el cobro de comisiones durante su etapa como presidente de la Generalitat. Los agentes mantienen que escondió el dinero en el extranjero y ahora trataba de repatriarlo.

Hasta la fecha, los magistrados han avalado la decisión de la juez porque no aprecian que la salud de Zaplana se haya debilitado como consecuencia directa de permanecer en prisión. Admiten que arrastra una leucemia desde 2015 y que fue trasplantado, pero esto no le ha impedido llevar una vida con absoluta normalidad mientras estaba en libertad. También recuerdan que una recaída puede no ser consecuencia de la cárcel porque ya ha sufrido problemas de esta naturaleza.

En cambio, la defensa del exministro lamenta que la Audiencia rechace la gravedad de los informes. Dos eminencias oncológicas -su médico y un experto de Houston- y el equipo forense judicial coinciden en el diagnóstico de la enfermedad, en el tratamiento y en que existe riesgo de empeoramiento irreversible en la salud de Zaplana, siempre según de sus abogados.

Fotos

Vídeos