Mazón, elegido presidente de la Diputación de Alicante gracias a Ciudadanos

EP

Carlos Mazón fue elegido ayer nuevo presidente de la Diputación de Alicante. El popular se lazó con la vara de mando gracias al voto de los 14 diputados del PP y los dos de Ciudadanos para sumar la mayoría absoluta. El candidato del PSPV, Toni Francés, sólo logró los 14 votos de la bancada socialista, y el único diputado de Compromís, Gerard Fullana, se votó a sí mismo.

El nuevo presidente de la institución provincial tendió la mano a la oposición para encontrar «puntos de encuentro y consensos» y al Consell (el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, asistió al pleno) para desde «la firme defensa de los intereses» de la provincia evitar las «discrepancias» porque cuanto «más Alicante, mucha más Comunitat», señaló. Así, apostó por dejar de ser «políticos» para ser «pueblíticos».

En su discurso de toma de posesión como presidente ensalzó que la institución ha mantenido «unidos» a los municipios alicantinos y «sigue resistiendo los avatares de la velocidad» y de «la moda». Por ello, insistió en que el acuerdo con sus socios de Ciudadanos «busca priorizar lo que une» para «defenderlo y proyectarlo». Y habló del observatorio de la transparencia, de las oficinas comarcales y de priorizar a los municipios «con más necesidades». Por ello, aseguró que la Diputación es «un acierto y no está en riesgo la supervivencia», aunque reclamó trabajar para tener «la mejor posible».

Mazón destacóen la defensa de la necesidades hídricas; del fomento de los valores medioambientales, de solidaridad y igualdad, como objetivos «esenciales del ya equipo de Gobierno». «Somos lo que hacemos y no lo que decimos que somos», mantuvo y se marcó como retos de futuro mantener la potencia turística de la provincia y su capacidad exportadora. Entre sus primeras medidas, mantendrá una ronda de encuentros con la oposición.