Marzà da 260.000 euros al Institut Ramon Llull para la promoción del catalán

El conseller de Educación, Vicent Marzà. /
El conseller de Educación, Vicent Marzà.

El convenio suscrito en 2017 y renovado este año cita como actividades a subvencionar charlas sobre el FC Barcelona y de gastronomía catalana

FRANCISCO RICÓS VALENCIA.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, firmó un convenio marco de colaboración con el Institut Ramon Llull en abril de 2017, renovable año a año, para «la promoción del valenciano» en el ámbito universitario que tiene como finalidad «el establecimiento y funcionamiento de programas de lectorado y cátedras en universidades ubicadas en el exterior del ámbito lingüístico que comparten» -en obvia alusión al catalán-. Un convenio en el que aparecen expresiones como «països catalans» y en el que como ejemplos de actividad cultural se indica que se han realizado charlas sobre el FC Barcelona y se ha dirigido una tesis universitaria acerca de la gastronomía catalana.

Se trata de un convenio firmado el 5 de abril de 2017 con el Institut Ramon Llull, un organismo formado por los Ejecutivos autonómicos catalán y balear y cuya finalidad no es otra que la difusión exterior «de la lengua y la cultura catalanas» fuera del ámbito geográfico del dominio de la citada lengua, en el que incluyen la Comunitat Valenciana a pesar de que en el Estatut de autonomía se señale que la lengua que se habla en ésta es el valenciano, y el castellano, claro. El acuerdo entre el mencionado Instituto y la Conselleria se empezó a negociar en 2016.

El coste de este convenio ascendió el año pasado a 91.500 euros y en el actual 2018 las arcas valencianas de la Generalitat han desembolsado 171.340 euros al Ramon Llull para colaborar en los lectorados de la Cambridge University (Reino Unido), Università degli Studi di Torino (Italia), Université de Picardie Jules Verne d'Amiens (Francia), Universidade de Santiago de Compostela, Universidad de Granada y Universidad Autónoma de Madrid (estas tres últimas en España).

En el convenio firmado con el mencionado Institut Ramon Llull hay un apartado, el 7.3 de postgrados y másters, en el que se pregunta «¿Alguno de vuestros estudiantes tiene previsto inscribirse en programas de estudios catalanes de tercer ciclo en universidades dels Països Catalans?».

No queda ahí el asunto. Como actividad cultural que ha celebrado el Institut Ramon Llull se expone una que suele estar alejada del ámbito universitario. Se indica que «se han organizado actividades académicas, culturales o de dinamización de los estudios catalanes» y el primero que cita con fecha del 11 de abril de 2017 es el denominado «Barça: sport, valori e identità», una mesa redonda en la que se habló «de los valores y la identidad del Fútbol Club Barcelona, en la que colaboró el citado club». Lo que no indica es en qué universidad se efectuó esa charla, pero a tenor del título de esta mesa redonda, escrito en italiano, se supone que fue en la Università degli Studi di Torino.

La gastronomía también se incorpora al ámbito universitario. Pero no se trata de gastronomía valenciana, que hubiera sido lo propio para un convenio firmado con la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana. En el área de 'Producción académica sobre estudios catalanes del departamento' se nombra una tesina titulada 'Le tradizioni gastronomiche della Catalogna' y se describe como 'Las tradiciones gastronómicas de Cataluña. Memoria de prácticas'. Incluso se indica el nombre de la estudiante que lo ha realizado y de su tutora.

El convenio con el órgano de difusión de la lengua catalana y la cultura de esa tierra, por el que el Consell ha gastado hasta ahora unos 260.000 euros, «es una demostración evidente de la política de catalanización de la Conselleria de Educación y en todos los ámbitos de actuación del Consell, especialmente aquellos que dependen de Vicent Marzà», aseguró a este diario el diputado del PP Jorge Bellver. «En este Consell se ha impuesto la línea dura de Compromís», declaró.

«Marzà, con el apoyo del Consell, lo ha hecho con el plurilingüismo y ha tenido que ser el PP el que les ha parado los pies», indicó el parlamentario popular.

Según Bellver, Marzà «ha realizado un auténtico chantaje lingüístico porque en su imposición de lo que llaman valenciano en los colegios, se primaba el inglés a las líneas en valenciano y no se actúa igual con las líneas en castellano».

El popular recuerda que fue un recurso del PP ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana el que logró frenar «la imposición de su valenciano en la Administración con un decreto que imponía una lengua sobre otra. La Justicia ha puesto en evidencia que el Consell ignora la realidad lingüística de la sociedad valenciana».

«Por desgracia tenemos ejemplos y constancia de estas políticas soberanistas encaminadas a imponer a los valencianos sus imaginarios 'països catalans', como en ese vídeo de la ahora vicepresidenta Mónica Oltra donde reconoce que es una temeridad hablar de 'països catalans' en la Comunitat Valenciana pero que lo utilizan con gente de su confianza». El vídeo, grabado hace unos años, Oltra señala que «no utilizamos el término 'països catalans' nunca, a no ser en actos nuestros, con gente amiga y tal». «Estamos aquí para parar esas actitudes que no vamos a consentir», puntualizó Jorge Bellver.

Los populares valencianos recuerdan que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en una entrevista la pasada legislatura con una página web catalana, afirmaba que en la Comunitat Valenciana no se podía hablar abiertamente de 'països catalans' -por el rechazo que ocasiona-. Marzà, consideran desde el PP valenciano, ha hecho oídos sordos a lo de 'països catalans', y el convenio con el Institut Ramon Llull lo demuestra.

¿Qué es el Institut Ramon Llull?

 

Fotos

Vídeos