La fundación Trinidad Alfonso ficha al exjefe de gabinete de Marzà

Vicente Marzá, conseller de educación./Damián Torres
Vicente Marzá, conseller de educación. / Damián Torres

El conseller sustituye a su mano derecha en la Conselleria de Educación por Facund Puig, exalcalde de Bellreguard

A.C/B.F

Enric Carbonell, hasta ahora jefe de gabinete de Vicent Marzà en la Conselleria de Educación, se incorporará a la Fundación Trinidad Alfonso, entidad presidida por el empresario Juan Roig. Desde la fundación, conocida por impulsar iniciativas deportivas como el maratón de Valencia, aseguraron que Carbonell se sumará a su plantilla a mediados de septiembre como jefe de proyectos. De este modo, el que fuera jefe de gabinete abandona la actividad en la Administración pública valenciana, tal y como ayer adelantó LAS PROVINCIAS.

A Carbonell lo sustituye un histórico nacionalista del Bloc, Facund Puig, un cambio con mayor pertil político por tratarse el nuevo jefe de gabinete de un dirigente de Compromís con una larga trayectoria tanto dentro de la formación con en cargos públicos. Puig es la tercera persona que Marzá sitúa en el puesto desde que fue nombrado conseller en 2015. Primero fue Vicent Martínez, y en agosto de 2018 fue sustituido por Carbonell, que, según fuentes de la propia conselleria, quería abandonar el cargo de confianza desde hace meses. No obstante, tras las elecciones del pasado 28 de abril, fue designado jefe de gabinete otra vez, dos meses después, el mismo tiempo que ha tardado en abandonar el puesto para recalar en la fundación presidida por el propietario de Mercadona.

Facund Puig fue alcalde de Bellreguard entre 2003 y 2007, posteriormente pasó a convertirse en concejal de Gandia hasta 2015, cuando se convirtió en asesor de la vicealcaldesa de la capital de la Safor, Lorena Milvaques. Con la llegada de Puig, así como con el resto de la configuración del equipo más próximo a Marzà dependiente de Compromís, el conseller incrementa el tono político de su departamento, en la misma tónica que ha pasado en el resto del Consell, donde los puestos de perfil técnico han dado paso a personas con mayor experiencia en puestos relacionados con la política.

El cambio del jefe de gabinete se produce a una semana del inicio de curso, el 9 de septiembre, una proximidad que genera extrañeza entre antiguos exaltos cargos del Consell en ese mismo departamento, que admiten que se trata de un movimiento arriesgado teniendo en cuenta que el inicio de curso es un momento clave para la conselleria.