La mano derecha de Marzà deja la conselleria para incorporarse a la Fundación Trinidad Alfonso

La mano derecha de Marzà deja la conselleria para incorporarse a la Fundación Trinidad Alfonso

El conseller nacionalista recurre a su tercer jefe de gabinete desde 2015 tras el cese de Enric Carbonell sólo dos meses después de su nombramiento

CERVELLERA / BURGUERA

En el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) de ayer se publicó el cese del jefe de gabinete de Vicent Marzà, conseller de Educación que, de esta manera, pierde al que ha sido su mano derecha durante más de un año cuando apenas queda una semana para empezar el curso. Se trata de un adiós voluntario por parte de Enric Carbonell, según señalaron a este periódico fuentes del entorno del que será excargo de confianza de Marzà a partir de mañana, que es la fecha de validez del cese a efectos oficiales. Educación, la segunda conselleria con mayor presupuesto de la Generalitat, tras Sanidad, debe de ser muy estresante. Carbonell se incorporará a la Fundación Trinidad Alfonso, entidad presidida por el empresario Juan Roig.

Desde la fundación, conocida por impulsar iniciativas deportivas como el maratón de Valencia, aseguraron que Carbonell se incorporará a mediados de septiembre como jefe de proyectos. De esta forma, Marzà, desde su llegada a la conselleria, sumará tres jefes de gabinete, un cargo de confianza para el que los consellers eligen a personas muy próximas.

El dirigente nacionalista del Bloc nombró a Vicent Martinez como su jefe de gabinete en 2015, tras el pacto tripartito de izquierdas que desalojó al PP de la Generalitat. En el mes de agosto de hace un año sustituyó a Martínez por Carbonell, que según fuentes vinculadas al Botánico, quería abandonar el puesto desde hace tiempo. Fuentes de la conselleria aseguran que tras la pasada legislatura había decidido irse y que incluso planificó el desalojo de su despacho en la Administración pública autonómica. Sin embargo, se lo pensó mejor.

Desde el pasado 18 de junio, Carbonell vuelve a ser jefe de gabinete. Hasta mañana. Nombrado dos meses después de elecciones, se despide dos meses más tarde de su designación como personal eventual de la conselleria. Fuentes cercanas a Carbonell aseguran que el inminente exjefe de gabinete había pactado con Marzà su adiós y la transición para ayudar a montar la nueva estructura del equipo que rodea al conseller nacionalista. Las mismas fuentes indican que ya se cuenta con un sustituto para el puesto y que Carbonell abandona la actividad en la Generalitat.

El cese llega a una semana del inicio de curso, el lunes 9 de septiembre, una proximidad que ha generado extrañeza entre antiguos exaltos cargos del Consell en ese mismo departamento, que admiten que se trata de un movimiento arriesgado. El equipo del conseller volvió a reunirse hace apenas una semana tras las vacaciones, según informó el propio Marzà a través de las redes sociales.

Es paradójico que sea esta conselleria el origen de la primera salida de un cargo de confianza del nuevo Consell configurado tras las elecciones del 28 de abril. Es el departamento que mayor cohesión demostró a lo largo de la pasada legislatura dentro de las áreas en las que se desarrolló el mestizaje (la mezcla de altos cargos de PSPV y Compromís en los diferentes escalones y niveles de las consellerias), ya que en 2017, cuando el anterior Consell del Botánico ya había renovado a cerca de la mitad de su segundo escalón, Educación era, junto a Transparencia, el único departamento sin salidas precipitadas de altos cargos. Sin embargo, la marcha de Carbonell supone el estreno de los adioses entre los cargos de confianza de un Gobierno que ha incrementado notablemente su plantilla y que aún está pendiente de completar su organigrama.