El "top manta" cubre el paseo marítimo de Cambrils

Cada tarde, bajo el cartel que amenaza con multas a quien practique la venta ambulante, se colocan más de 150 manteros. Ocurre en el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona). Los peatones tienen que invadir el carril bici para poder caminar. Lo más sorprendente es que el aledaño paseo de Salou está libre de manteros. Dice su ayuntamiento que mantienen un control constante. Por eso, cada tarde los manteros cogen sus maletas y sus bicis y se trasladan a Cambrils. Los comerciantes denuncian que muchos han tenido que cerrar.