Llinares ignora al Jurídic y saca adelante el reglamento de Antifraude

El director de Antifraude. / efe
El director de Antifraude. / efe

El órgano de consulta de la Generalitat advirtió al director de que se extralimitaba en sus competencias

A. G. R.

valencia. La Agencia Antifraude ha sacado adelante el reglamento de la entidad sin atender todas las indicaciones que, en su día, le hizo el Consell Jurídic Consultiu. El varapalo del órgano de consulta de la Generalitat fue de tal magnitud que incluso le instaba a reformular por completo el texto enviado por Antifraude al rebasar claramente sus competencias.

Sin embargo, el director, Joan Llinares, se mantiene en su tesis. Así, en el documento publicado ayer por el DOGV pone «oído» el dictamen del Consell -la fórmula correcta es oído el CJ porque el dictamen no se oye sino que se lee- lo que se traduce en que no ha hecho caso a todas las indicaciones que le trasladó el Jurídic.

Este paso adelante pone en serio riesgo las investigaciones del organismo en el caso de que alguien impugnara alguno de sus expedientes. El dictamen del CJ incluía más de una veintena de «observaciones esenciales» -aquellas con las que se advierte de posibles vulneraciones del ordenamiento jurídico- al texto remitido por el organismo que dirige Joan Llinares, tal y como en su día avanzó LAS PROVINCIAS.

Entre ellas, varias que hacían referencia a que el texto supone una «clara extralimitación material» que excede del contenido previsto en la ley de creación de la Agencia, motivo por el que llega incluso a ser integrable «en la causa de nulidad de pleno derecho» previsto en la ley de procedimiento administrativo de las Administraciones Públicas.

Entre esas discrepancias, el Jurídic advierte de diversos artículos en los que adivina competencias del director que chocan con la ley. Por ejemplo, cuando se proclama que «no recibe instrucciones de ninguna autoridad». El órgano consultivo precisa que un reglamento no es norma válida para regular y definir el alcance del régimen jurídico del estatuto del director.