El juez del blanqueo del PP abre una investigación secreta tras recibir un anónimo

Alfonso Grau
Alfonso Grau, en una imagen de archivo. / LP

Las nuevas pesquisas dificultarán que la pieza que indaga sobre la financiación ilegal del PP se cierre antes del verano

A. RALLOValencia

El juez que investiga el supuesto blanqueo del Grupo Municipal del PP durante la campaña electoral de 2015 ha abierto ahora una nueva pieza separada cuyas actuaciones ha declarado secretas. La apertura de esta nueva causa, integrada en el marco de las investigaciones que ya se siguen por el blanqueo y el delito electoral continuado desde las elecciones de 2007, se ha producido tras recibir el juzgado un anónimo. Se ignora si se trata únicamente de un escrito o si junto a esa comunicación se adjunta información relevante para impulsar las pesquisas.

No es la primera vez que un anónimo propicia una investigación de importancia. La hemeroteca conserva algunos ejemplos. Así, el caso Cooperación, el del Puerto de Valencia, la gestión de Consuelo Císcar y el asunto del Palau de les Arts surgieron de esta particular forma. En esta causa, la del blanqueo de 50.000 euros en el Ayuntamiento de Valencia, ya se recibió otro anónimo cuando las diligencias todavía eran secretas. «La campaña del PP, que regenta Alfonso Novo como nuevo recaudador, arranca con trampa», se podía leer en un escrito que se hizo llegar a la Fiscalía de Valencia.

Además, la aportación de documentación por parte de Jesús Gordillo, el que fuera mano derecha de Alfonso Grau, también llevó al juez a la formación de una pieza separada, que estuvo al margen de las partes durante meses mientras la UCO comprobaba toda la documentación y realizaba un informe para apuntalar los indicios de criminalidad.

Una posibilidad sería que el anónimo tratara de algún aspecto de Turismo Valencia. Un escrito presentado recientemente en el juzgado por uno de los letrados recordaba que en una resolución del propio órgano -sobre el traslado de información- apuntaba a la existencia de ese documento de procedencia desconocida al que finalmente no se les dio acceso. El escrito es de finales del mes de marzo. La investigación se ha abierto con fecha de 27 de abril. Este breve lapso permiten establecer la relación, aunque se trata de una mera hipótesis.

La apertura de esta nueva investigación previsiblemente retrasará el cierre de esta pieza sobre la que el instructor ha concentrado la actividad en los últimos meses. De momento, todavía quedan diligencias que practicar sobre, por ejemplo, Turismo Valencia, una de las fundaciones que inyectó dinero en la empresa Laterne -unos 600.000 euros- para los pagos de los actos electorales del PP en 2007.

De hecho, la instrucción sigue adelante. Ahora se acaba de citar al responsable de FCC y se han admitido las solicitudes que la pasada semana presentó el exdirector de la institución, ahora investigado, José Salinas.

Resultará complicado que el auto que pone punto y final a la instrucción se dicte antes de este verano. Lo más probable es que esta pieza separada, una vez se levante el secreto, obligue a practicar una serie de diligencias. El PP, en cambio, seguirá condicionado por el proceso judicial. La idea de la formación era anunciar su candidato después de esta resolución para que estuviera limpio de toda sospecha.

Noticias sobre el presunto blanqueo del PP

 

Fotos

Vídeos