Jordi Sánchez: "La urna nunca puede ser la amenaza a la democracia"

Este miércoles día 12 de junio se les cede la última palabra a los políticos acusados en el juicio del procés. En el turno de palabra de Jordi Sánchez, ha reiterado que no debe de haber ni ideas ni principios que sean silenciados "por miedo a un poder que amenaza los derechos y las libertades". Ha hablado de la importancia de la no violencia, asegurando que ésta no es pasividad, indiferencia o "quedarse escondido ante el temor a un estado represivo". Habla de asumir las consecuencias sin generar dolor, a base de respeto, haciendo un símil de esto con la situación de Cataluña durante el 1-O. "A toda esa gente que cree que este juicio ha sido largo, les invito a pensar cómo debe de ser de largo 604 días encerrado en una prisión", asegura refiriéndose a él mismo. Se ha emocionado al mencionar a su familia y menciona el dolor que ha sufrido por haber estado en prisión durante este tiempo. Asegura que se siente orgulloso de formar parte de una sociedad "que ha superado el dolor con solidaridad", refiriéndose a los ciudadanos catalanes. Habla del abuso de la prisión preventiva por parte del Ministerio Fiscal para obtener beneficios, dice que esto es una injusticia. Ante esto dice: "les pido que hagan lo posible para que España avance en calidad democrática". Afirma que en este juicio se ha hablado de política y de derechos, y que por lo tanto es injusto que esta situación política se haya llevado a un Tribunal. "Tenemos un problema político que ha sido irresponsablemente trasladado a lo fiscal". Asegura también que ha habido una negación de la realidad por parte de las acusaciones, por parte del Ministerio Fiscal y de Vox. Pide que valoren los derechos de protesta, de reunión y de disidencia. "No solo está en duda el futuro político de España y Cataluña, sino también la profundidad de los valores democráticos y los derechos y libertades", afirma. Finaliza diciendo que "una urna no puede ser nunca la amenaza a la democracia".