Las defensas acusan al coronel de mentir sobre las «cargas policiales»

Jordi Pina, abogado de los procesados Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. / RTVE

El abogado de Turull sugiere que Pérez de los Cobos pudo incurrir en falso testimonio, lo que provocó un rifirrafe con el presidente Marchena

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El presidente del tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña, el magistrado Manuel Marchena, amonestó hoy verbalmente a Jordi Pina, abogado de tres de los procesados -Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull-, por acusar al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos de tratar de mentir durante su declaración como testigo de ayer.

La comparecencia esta mañana del testigo, que Marchena ha calificado a su término de «esencial» tanto para las defensas como para las acusaciones, ha sido continuación de la larga intervención de casi tres horas que prestó el martes.

El segundo acto se ha caracterizado por un tenso enfrentamiento entre el presidente y el abogado Pina debido a la insistencia de éste en desprestigiar al oficial de la Guardia Civil. Sobre todo, por la explicación que el testigo dio de las «cargas policiales» el día del referéndum.

Pérez de los Cobos, entonces jefe del operativo del referéndum y alto cargo del Ministerio del Interior, explicó que una carga policial es «una actuación contundente para disolver una manifestación o para desalojar un centro o un espacio», de modo que entiende que durante el 1-O «ni se disolvió una manifestación y tampoco se practicó ningún desalojo», tan solo se cumplió el mandamiento judicial, por lo que concluyó que no se produjeron cargas.

Falso testimonio

En lugar de pasar a otra pregunta, Pina ha incidido sobre este asunto y ha preguntado si un grupo de policías con casco, portando escudos y sus armas defensivas reglamentarias en alto, dirigiéndose hacia un grupo de ciudadanos que están quietos con las manos en alto, no se podría definir como una carga policial. Sin embargo, antes de que Pérez de los Cobos contestara, el presidente del tribunal intervino para cortarle.

Marchena y Pina han entrado entonces en una discusión porque el magistrado entendía que el testigo ya había contestado a la pregunta sobre lo que es una carga policial. Sin embargo, el abogado ha insinuado que el coronel podía estar incurriendo en un delito de falso testimonio al decir que no hubo cargas.

En este punto, Marchena ha sido aún más tajante y ha recordado que el testigo ya sabe que está obligado a decir la verdad. «El letrado no está para recordárselo permanentemente», remarcó. Viendo que el abogado de los dirigentes del PDeCAT insistía en querer preguntar a Pérez de los Cobos sobre este asunto, el presidente ha querido zanjar la discusión: «No intentemos, como no le gusta la respuesta, advertir al testigo de que puede convertirse en un delincuente». Pero ante la insistencia del primero, el magistrado ha sacado a relucir su empatía crítica cuando algo no le gusta. «Ha llevado el interrogatorio a una situación impropia de su trayectoria jurídica», le ha espetado a Pina.

Más información: