Johnson quiere que Puig responda con su dinero por las costas del caso Valmor

La exconsellera. / i. marsilla
La exconsellera. / i. marsilla

La exconsellera baraja que el dirigente socialista deba hacer frente con su patrimonio a los gastos por las demandas en el Tribunal de Cuentas

A. G. R.

valencia. La defensa de la exconsellera de Cultura Turismo y Deporte Lola Johnson pretende que los dirigentes de la Generalitat que han impulsado la demanda contra los altos cargos del Consell por la compra de Valmor hagan frente con su patrimonio al pago de las costas. Sostienen que la actuación de la Abogacía de la Generalitat no se justifica con criterios técnicos y más tras el último recurso a la sentencia del Tribunal de Cuentas que exoneraba a Johnson y a la también exconsellera Trini Miro de cualquier responsabilidad contable en la fusión por absorción de la firma que organizó la Fórmula 1 en Valencia.

Este primer pronunciamiento ya incluía la condena en costas para la Generalitat que las defensas elevan a unos 160.000 euros por cada afectado. Ahora, con el recurso lógicamente aumentará. Al final, la cifra puede rondar el millón y medio de euros. Este dinero obviamente se obtiene de los impuestos a los valencianos. El letrado de la exdirigente popular, no obstante, recuerda que la Abogacía de la Generalitat no actúa de manera autónoma sino que es necesaria una orden por parte de un dirigente político. Desde el Botánico, este departamento ha pertenecido siempre al área de Presidencia.

De confirmarse la sentencia inicial del Tribunal de Cuentas, con la consiguiente imposición de costas, se estaría produciendo un grave quebranto a las arcas públicas por supuestos motivos políticos, sostiene David González, letrado de Johnson. En este escenario, considera que existen mecanismos para resarcir a la Administración de esta actuación negligente de sus responsables.

La Generalitat se empeña desde hace meses en mantener vivo cualquier asunto relacionado con la Fórmula 1 pese a los pronunciamientos en contra de jueces y fiscales. Por ejemplo, en lo últimos meses se ha producido el archivo de la investigación abierta por las obras en el circuito de la Fórmula 1, el sobreseimiento por la organización del evento automovilístico y, por último, la petición de Anticorrupción de que se cierre el caso por la compra de Valmor al no apreciar indicios delictivos. En los dos primeros supuestos, la Generalitat se ha alejado del criterio de la Fiscalía -algo que resulta infrecuente en asuntos de esta naturaleza- mientras que todavía es un incógnita qué hará con el último asunto. En el Tribunal de Cuentas mantiene que sí que existe responsabilidad contable de los dirigentes. La Abogacía reclama cerca de 24 millones de euros por la compra de Valmor y de manera subsidiaria 14 por la deuda que acumuló la mercantil con Circuito Motor. Los funcionarios mantienen que existía un plan preconcebido para no exigir su cobro.