Intervención envía al juez otro informe con irregularidades en un colegio de Burriana

El exconsejero delegado de Ciegsa, Máximo Caturla. / lp
El exconsejero delegado de Ciegsa, Máximo Caturla. / lp

El dosier revela que Caturla formaba parte de la mesa de contratación y de la adjudicación en Ciegsa, lo que atenta contra la transparencia

A. RALLO

valencia. Más informes negativos sobre la construcción de centros educativos licitados por Ciegsa. El juzgado de Instrucción 18 de Valencia acaba de recibir las conclusiones de otra investigación de la Intervención de la Generalitat en la que revela irregularidades en el proceso de construcción de un colegio de Burriana. El dosier se suma al expediente que presentaron en su día sobre el IES El Cabanyal donde se recogía un agujero de 1,7 millones de euros sin justificar.

La Intervención enumera algunas deficiencias en el procedimiento de adjudicación del centro de Castellón. Por ejemplo, se valora el equipo técnico propuesto como «criterio de adjudicación» cuando se trata del personal mínimo para la correcta ejecución de la obra. Para los tiempos de ejecución, por otra parte, se asignan puntuaciones que no son acordes a la baremación prevista. Los expertos llaman la atención también acerca de la imposibilidad de controlar si realmente se cumplieron los plazos establecidos para este apartado.

El órgano auditor de la Generalitat subraya el hecho de que en el pliego se determine al 16% del presupuesto de licitación como la baja máxima de las ofertas. Esto hace que las empresas ya conozcan a partir de qué límite serán calificadas sus propuestas como temerarias «lo que no favorece el esfuerzo del licitador para presentar ofertas competitivas».

Los especialistas censuran que la redacción de los pliegos no fomenta las ofertas competitivas

Uno de los puntos más importantes es que los pliegos prevén que el consejero delegado de Ciegsa sea a su vez presidente de la mesa de contratación (propone la oferta) y del órgano de contratación, que es el que resuelve la adjudicación. Hay que recordar que el consejero delegado de Ciegsa era Máximo Caturla, uno de los principales investigados por el cobro de comisiones a cambio de obras para financiar de manera ilegal al PP.

El hecho de tener representación en ambos órganos vulnera la transparencia e independencia y puede incurrir en un conflicto de intereses. También se plantean salvedades al proceso de apertura de los sobres con la información aportada por las mercantiles.

Una vez se adjudicada la obra, se procede a la modificación de los pliegos en cuanto a condiciones de pago y exención del organismo de control, pero no constan en el expediente por qué se realizan estas modificaciones, según el expediente entregado al juez.

Los informes de la Intervención, en este caso, vuelven a insistir en el procedimiento de los modificados. Las sospechas de la UCO y Anticorrupción es que estos procedimientos se empleaban para compensar a las empresas por el pago previo de comisiones. En esta actuación, se pagan los modificados en la liquidación del contrato cuando la normativa lo que difiere de lo previsto en la normativa de contratación pública. La desviación del importe no es significativa, apenas unos 74.000 euros cuando se trataba de una obra de más de cinco millones de euros.

El juzgado analiza en una pieza separada del caso Imelsa las actuaciones en el IES Cabanyal y diferentes centros en Torrevieja, Burriana, Xirivella, Llosa de Ranes i Xirivella. El instructor ya ha imputado a dos arquitectos y dos directivos de la empresa beneficiada con el centro del Cabanyal.