Interrogan a un hombre al que había denunciado por acoso la madre del niño desaparecido en Níjar

Ánimo y esperanza cuando se van a cumplir tres días de la desaparición de su hijo Gabriel. El dispositivo policial de búsqueda se retiraba al final del día. Una jornada que ha sido larga y angustiosa para los padres. El padre insiste en que Gabriel no ha podido perderse, que se lo han llevado. Y sobre esa hipótesis, la Guardia Civil investiga a un hombre de mediana edad y vecino de una localidad situada al este de la provincia de Almería. Se trataría de un conocido de Patricia a quien ella había denunciado por acoso y sobre el que pesa una orden de alejamiento dictada por el juez. Gabriel, de ocho años, conocía perfectamente los 100 metros que lo llevaban de casa de su abuela a la de su primo y donde desapareció. Nunca se escaparía, aseguran. Sus familiares y amigos no pierden la esperanza de encontrarle sano y salvo, pero el paso de las horas les está destrozando.-Redacción-