Nueva Conselleria

Innovación sigue los pasos de la AVI y busca subsede administrativa en Valencia

Toma de posesión de la consellera de Innovación, junto a Marzà, Puig y Oltra/LP
Toma de posesión de la consellera de Innovación, junto a Marzà, Puig y Oltra / LP

La nueva conselleria, situada en Alicante, necesita un espacio en la capital donde trabajan el 80% de sus funcionarios

M.HORTELANO

La Conselleria de Innovación y Universidadesbusca sede en Valencia. El nuevo departamento que dirige Carolina Pascual mantendrá su sede institucional en Alicante, en concreto en la Ciudad de la Luz, pero busca edificio par albergar no sólo a los funcionarios que están adscritos a este área, sino para buena parte del equipo de la consellera, que permanecerá en Valencia la mayor parte de los días.

Una de las primeras opciones fue el Palau de Pineda, actual sede de la Vicepresidencia segunda, ya ocupada por Rubén Martínez Dalmau, ya que en ese céntrico espacio del barrio del Carmen están los funcionarios de la Agencia Valenciana de Avaluació y Prospectiva (AVAP), ahora dependientes de Innovación. El resto de empleados públicos, pertenecientes a Universidades, están situados en las dependencias de la Conselleria de Educación, en el edificio de Campanar, donde estaban adscritos hasta el cambio de conselleria.

La Subsecretaría busca un espacio en el que instalar no sólo la gerencia de la Conselleria de Innovación y el aparato administrativo, sino también para aglutinar a todo el personal público que ahora depende de este área. También un espacio en el que la consellera pueda despachar la agenda que tenga en la capital. De hecho, ayer el Diario Oficial de la Generalitat (DOGV) publicó los nombramientos de asesores del personal eventual que compondrá el gabinete de Carolina Pascual y sólo la mitad trabajarán diariamente en Alicante. Su jefa de gabinete y su responsable de prensa residen en la capital alicantina, mientras que el resto del gabinete nombrado estará en Valencia, donde ya formaban parte de otros gabinetes. En concreto, en las consellerias de Educación y de Economía. Desde el entorno de la consellera aseguran que en Valencia está sólo el personal el personal que ya estaba de Universidades, mientras que la parte de Innovación comenzará y crecerá en Alicante. Y es que ese es uno de los principales problemas de la deslocalización de una Conselleria: el personal adscrito. Y en el caso de la nueva Conselleria las cosas no son muy diferentes. Casi la totalidad de su personal –un 80%– está situado en Valencia porque es donde tienen su plaza. En Alicante podrán contar con personal de la dirección territorial y parte del personal de confianza.

No obstante, la sede institucional y el despacho principal de la consellera estará en la capital alicantina. «Un gesto y una convicción» del presidente de la Generalitat, según explicó la propia Pascual, para que Alicante asuma «la capital de la innovación».

La situación de la Conselleria de Innovación recuerda en muchos aspectos a lo sucedido con la sede de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) que ahora dependerá del departamento de Carolina Pascual. La agencia debe tener por ley su sede en Alicante, pero sin embargo ha desdoblado los espacios y mantiene en Valencia la sede operativa y en Alicante, la institucional. De hecho, su director, Andrés García Reche, despacha en las instalaciones de la Plaza del Ayuntamiento, donde también está su equipo.