Innovación se va a Alicante aunque el 80% de funcionarios estará en Valencia

Innovación se va a Alicante aunque el 80% de funcionarios estará en Valencia

Las dificultades para trasladar trabajadores públicos y encontrar un espacio adecuado lastran la operatividad de la nueva conselleria

- Burguera
- BURGUERAValencia

El 80% de la nueva Conselleria de Innovación permanecerá en Valencia a pesar de trasladarse a Alicante, según las fuentes de la Generalitat consultadas por este periódico. Es una cuestión de espacio y lógica administrativa. Es decir, que no hay dependencias de la Generalitat que ahora mismo puedan ubicar en la capital alicantina una conselleria, más allá del desembarco de los altos cargos y de su personal de servicio y confianza, unas decenas de personas. Sin embargo, el grueso de la plantilla se mantendrá en los espacios donde ahora desarrollan su actividad. Una conselleria de tamaño minúsculo, como pueda ser Transparencia, en comparación con otras áreas del Gobierno valenciano, cuenta con más de 250 personas adscritas a su actividad, de las cuales, cerca de la cuarta parte son funcionarios, cargos no políticos, y realizar un desembarco similar en Alicante, con una nueva conselleria, no está sobre la mesa, según las fuentes del Consell consultadas.

«Montar una Conselleria nueva en Alicante... Echaran mano del personal de la dirección territorial. Tiene su complicación. Tiene pinta de ser un gesto para la galería, poco efectivo porque dividir la dirección política de la administrativa es poco eficiente», señala un ex alto cargo del PP de Educación. Un antiguo directivo de esa conselleria durante los mandatos del PP señala: «Si se centralizó todo en la Ciudad Administrativa 9 d'Octubre para ahorrar costes, parece raro desmembrar ahora todo eso».

Un exalto cargo del Consell del Botánico señala las dificultades de ubicación («en Alicante no hay espacio ahora mismo para eso. Están condenados a acabar en la Ciudad de la Luz»), así como la falta de funcionarios («los que tienen su plaza y su vida en Valencia no se van a querer ir hasta allí y tratarán de 'robárselos' en las direcciones territoriales de otras consellerias») para acometer la operación. «No tenemos funcionarios para montar la conselleria, más allá de que se instalen allí los jefes. Cuando Pascual (la nueva consellera de Innovación) se 'caiga del guindo' planteará una inversión que tampoco podemos hacer. O se externalizan servicios, o se compensa a los funcionarios para trasladarlos, o se hace algo que sea un simple escaparate», confiesa un alto cargo de Compromís en el Consell. Fuentes de la Generalitat admiten que los funcionarios se irán incorporando a la actividad en Alicante «conforme se vayan creando nuevas plazas», y que direcciones generales como la de Universidades (con más de medio centenar de trabajadores públicos) seguirá estando en Valencia.

Al traspaso de competencias a la nueva consellera, la ilicitana Carolina Pascual, de manos del hasta ahora conseller del ramo, Vicent Marzà, acudieron la vicepresidenta Mónica Oltra, el conseller Arcadi España, la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, y los alcaldes de Alicante, Luis Barcala, y Elche, Carlos González, entre otros. El presidente Ximo Puig encabezó la comitiva. La sede de la nueva conselleria «en estos momentos no está decidida», en palabras de Puig, ya que se están barajando distintas posibilidades. El jefe del Consell aseguró que el traslado refleja su apuesta por la «bicapitalidad» de esta Alicante, que tiene un «papel decisivo» en el futuro de la Comunitat.

Será la consellera Pascual quien decida si la oficina provisional se ubica en la sede provincial del Consell en Alicante, la Casa de las Brujas, o el edificio Prop, en la Rambla de Méndez Núñez. A pesar de que Pascual, el pasado lunes, dijo que estaría en la Casa de las Brujas. 

Pascual ha destacado que la ubicación en Alicante de este departamento «es mucho más que un gesto y responde a la convicción (de Puig) de vertebrar el territorio».

«Alicante debe asumir la capitalidad de la innovación. Es una oportunidad histórica para la visibilidad» de Alicante, según Pascual, quien expresó su compromiso con «el impulso de la nueva economía» que se plasma en proyectos como el Distrito Digital, del que ha sostenido que tendrá en la provincia «su principal motor».