Un informe del CGPJ retrasa la elección del magistrado para el TSJ

El Poder Judicial quiere motivar por qué se descartó a la magistrada Bayarri y no se eligió a ninguno de los otros dos aspirantes

A. RALLO

valencia. La elección del magistrado autonómico para la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, el órgano encargado de enjuiciar a los aforados, se retrasará hasta el próximo año. El motivo es que el Poder Judicial todavía no ha devuelto la terna que en su día remitió Les Corts y que el órgano de gobierno de los jueces rechazó al no cumplir una de las candidatas los requisitos.

La terna estaba formada por el fiscal José Antonio Nuño de la Rosa; su compañero en Anticorrupción, Vicente Torres y por la magistrada Clara Bayarri, destinada en la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El problema radicaba en esta aspirante. El Poder Judicial recordó que es magistrada en activo cuando la plaza está reservada a juristas de reconocida competencia con más de diez años de ejercicio profesional en la región.

El paso siguiente era devolver el acta. Pero desde el Consejo han optado por elaborar un informe en el que se motive la decisión que adoptó el Pleno por unanimidad. Los jueces no dudan acerca de que Bayarri no puede presentarse, pero en vez de devolver el acta sin más pretenden argumentar la decisión de por qué se descartó a la aspirante y también de por qué no se votó entre los dos candidatos que quedaban en liza. Este documento podría estar listo la próxima semana.

Fuentes parlamentarias todavía no tienen a una nueva aspirante, que salvo sorpresa mayúscula será una mujer. Pero el debate parece que ha quedado ya aparcado hasta después de las vacaciones de Navidad. La Ley recoge que uno de cada tres magistrados de la Sala de lo Civil y Penal se elijan a propuesta de Les Corts y posteriormente sean votados por los vocales del Poder Judicial. El designado ocupará la plaza que dejó vacante Juan Climent tras su jubilación.