Incidentes al final de una Diada que evidenció la división independentista

Radicales encapuchados arrancaron anoche adoquines para lanzarlos a la policía y derribaron las vallas de seguridad para tratar de tomar el Parlament. Hasta la emprendieron contra periodistas de TVE y Antena3. Tensión que los mossos zanjaron con apenas dos identificados mientras  en otra parte de la ciudad el gobierno catalán convertía el acto institucional de la Diada en un acto en favor de los presos y la independencia.La alcaldesa de Barcelona no ocultó su incomodidad junto a Quim Torra.Era el fin de una Diada multitudinaria aunque la menos numerosa de los últimos años. Un reflejo de la falta de unidad en el independentismo. Los concentrados la reclaman ante la inminente sentencia del "procés" pero Esquerra y Junts per Cat difieren en la estrategia.Los republicanos quieren responder con elecciones anticipadas pero esa es una solución que rechaza el presidente Torra.