Hacienda revela que la Comunitat superó tres veces el tope de la regla de gasto

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero,  el miércoles en Valencia.  / efe/kai Försterling
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el miércoles en Valencia. / efe/kai Försterling

Un informe del ministerio del pasado 10 de mayo da un nuevo revolcón al Consell por no cumplir los límites que marca la ley de estabilidad

JC. F. M.

valencia. La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, estuvo el pasado miércoles en Valencia para mostrar su respaldo a la candidata socialista a la alcaldía de Valencia, Sandra Gómez. La dirigente socialista aprovechó la ocasión para dar su aval a la reivindicación de un nuevo modelo de financiación autonómica, que el Consell del Botánico viene planteando, e incluso avisó de que la negociación con las comunidades autónomas podría impulsarse incluso sin Cataluña -uno de los principales inconvenientes con los que se ha tropezado hasta la fecha en el avance de esa negociación-.

Montero abordó esa cuestión, pero no aludió a un informe elaborado por su departamento -y que lleva fecha del pasado 10 de mayo-. El documento, que el ministerio de Hacienda ha hecho público a través de su página web, aborda el grado de cumplimiento «del objetivo de estabilidad presupuestaria y de deuda pública y de la regla de gasto del ejercicio 2018».

Y en el caso de la Comunitat Valenciana, el informe detecta al menos dos incumplimientos. El que hace referencia al límite de déficit -el tope pactado por el ministerio para ese ejercicio era del 0,4% del PIB y la Comunitat alcanzó una desviación del 1,30%-. El informe del ministerio recuerda que «las Comunidades Autónomas de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra, La Rioja y País Vasco han cumplido su objetivo de estabilidad presupuestaria». Por el contrario, «las Comunidades Autónomas de Murcia y Valencia han registrado cifras de déficits superiores al objetivo fijado».

Los incumplimientos pueden bloquear el plan de ajuste del Gobierno valenciano

Pero el informe también detecta otro incumplimiento, el de la regla de gasto. El informe explica que este concepto está formado principalmente «por los empleos (recursos) no financieros, excluidos los intereses de la deuda, el gasto no discrecional en prestaciones por desempleo, la parte del gasto financiado con fondos finalistas procedentes de la UE u otras Administraciones y las transferencias vinculadas a los sistemas de financiación». Lo que pretende la regla de gasto es poner un límite, que se fija en el crecimiento del PIB, al incremento anual de los gastos de las administraciones públicas.

Respecto a 2018, ese tope se situó en el 2% de la riqueza de la Comunitat. Los datos que maneja el departamento que dirige la ministra Montero señalan que la Comunitat Valenciana computó como gasto en 2017 un total de 14.302 millones de euros, mientras que en 2018 se fue hasta los 15.196. Es decir, una tasa de variación del 6,3, que triplica ese 2% de tope fijado por el ministerio.

El informe de Hacienda constata que Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra, La Rioja y el País Vasco sí que cumplieron la regla de gasto. «Por el contrario, han incumplido Andalucía, Baleares, Murcia, y Valencia», remacha.

Los avisos a los que se refiere el departamento del Ejecutivo central ponen en cuestión el cumplimiento de los objetivos fijados en la ley de Estabilidad Presupuestaria. Se trata de una de las condiciones que el Gobierno ha venido poniendo sobre la mesa para dar luz verde al plan de ajuste de la Comunitat y, de esa forma, desbloquear la llegada de fondos del FLA.

Fuentes del PP valenciano cuestionaron ayer que Puig anunciara en campaña electoral la llegada de esos fondos si, tal y como sostiene ese informe, no se habrían cumplido las condiciones para dar luz verde al plan de ajuste.