«No tenemos nada que hablar con un organismo como la AVL»

José Luis Manglano. / Jesús Signes
José Luis Manglano. / Jesús Signes

José Luis Manglano, decano de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV), advierte de que la Comunitat está siguiendo «la senda del independentismo»

A. CERVELLERAVALENCIA.

José Luis Manglano fue elegido el pasado jueves decano de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) en unos comicios internas en las que se impuso a la lista encabezada por Daniel Sala, considerada la continuista. Su candidatura pretende marcar distancias con la anterior dirección y alejarse de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL).

-¿Ha ganado una lista renovadora o rupturista?

-Yo creo que mi candidatura se puede calificar de renovadora aunque las calificaciones pueden ser incompletas. Es verdad que queremos cambiar la junta de gobierno, las actitudes y los objetivos y en ese sentido es renovadora y esperamos con ello engrandecer a la Comunitat y la lengua valenciana.

El dirigente apuesta por integrar a la lista derrotada para crear un equipo con «los más capacitados»

-¿Cuáles son los objetivos de su mandato?

-La candidatura pretende apostar por la concordia basada en el respeto entre todos los académicos y no arrinconar a nadie. Todo el mundo podrá opinar y expresar sus opiniones y vamos a tratar de hacer algo tan simple como cumplir los objetivos que tiene la RACV en sus estatutos: trabajar por Valencia, respetar sus tradiciones y su lengua centenaria así como a los hombres y mujeres que han hecho tanto por esta tierra a lo largo del tiempo. Estamos dispuestos a combatir cualquier cosa con el debate, el discurso y todo aquello que podamos mostrar a aquellos que no creen en la lengua valenciana y el reino de Valencia que ha existido durante tantos siglos. Somos realistas y creemos que lo vamos a conseguir pero siempre poco a poco.

-De sus palabras se entiende que va a contar con todo el mundo ¿también con la otra candidatura que se presentó al proceso?

-Por supuesto. Yo pretendo que para conseguir los objetivos estén al frente las personas más capacitadas y si estas formaron parte de la otra lista no pasará nada. Ahora ya no hay candidaturas y debemos trabajar todos en equipo en este nuevo mandato. En este sentido habrá pluralidad y estarán al frente las personas más preparadas.

-¿Cómo será de ahora en adelante la relación con la AVL?

-Con un organismo que niega la existencia de la lengua valenciana y proclama lo que ellos llaman unidad de la lengua, que es catalán puro y duro, no tenemos nada que hablar. Si quieren entrar en un debate sí que hablaremos con ellos porque puede ser enriquecedor pero no tendremos relaciones estables con una academia que fundaron los políticos y que persiste a base de grandes sueldos. Por ello, para mi ni es academia ni es nada parecido.

-¿Por qué visión de la lengua se va a apostar durante los próximos años?

-Por una lengua estrictamente valenciana. Es importante que la sociedad entienda que esta defensa es necesaria llevarla a cabo a través de argumentos, raciocinio y evitando siempre insultos. En este punto es necesario recordar tanto a los grandes escritores que han publicado en lengua valenciana como también a aquellas personas que, aunque no fueron valencianas, enaltecieron la lengua. Veamos lo que decía de nosotros Miguel de Cervantes o Luca de Tena y tantos otros y comparémonos con otras situaciones como la de la lengua portuguesa y gallega. Pero lo que bajo ningún concepto podemos permitir los valencianos es que seamos súbditos de otros intereses foráneos.

-¿Cómo valora la política lingüística del Consell que comparten PSPV y Compromís?

-Está muy claro que se ha retrocedido en estaos cuatro años de legislatura. Nuestros hijos y nietos tienen que estudiar lengua valenciana y no en catalán. Eso está ahí y es la verdad y no puede ser que se hable de 'los països catalans' y se utilicen así las universidades valencianas. Se ha sido sectario y se ha trazado un camino para seguir la senda del independentismo catalán, así de claro.

-¿Y se han mantenido las tradiciones valencianas?

-Las tradiciones hay que respetarlas porque forman parte de la cultura central de nuestro pueblo y hay que quererlas. Todo aquello que se ha ido repitiendo a lo largo de los años y en el que ha jugado un papel fundamental el pueblo es necesario mantenerlo y protegerlo y eso no se ha hecho en absoluto. Se está provocando una reacción por esta actitud y la gente reclama un cambio para mejorar las cosas y que se responda a los deseos y necesidades de los valencianos.