Los grupos de Les Corts presentan las cuentas de 2018 sin entregar facturas

Una vista general del hemiciclo de Les Corts. / Jesús Signes
Una vista general del hemiciclo de Les Corts. / Jesús Signes

Ciudadanos y PSPV apuran hasta el final para registrar sus balances y ningún partido sigue la recomendación de la Sindicatura de Comptes

HÉCTOR ESTEBANValencia.

Los grupos parlamentarios de Les Corts Valencianes ya han presentado a la Mesa los balances de las cuentas de 2018. Los últimos en hacerlo han sido Ciudadanos y el PSPV, que han apurado el plazo al máximo para informar sobre cómo han gestionado la subvención que han recibido del Parlamento. Los grupos, en función del número de escaños, se reparten un global que ronda los 3,5 millones de euros al año.

Las cuentas ya están en manos del órgano rector de la Cámara regional. El primer grupo que las presentó fue Podemos y así sucesivamente hasta Ciudadanos y PSPV. El nexo común es que ninguno de ellos ha presentado facturas para justificar los gastos. La Sindicatura de Comptes, un año más, no podrá fiscalizar las cuentas con la minuciosidad que exige su trabajo y ya tiene encima de la mesa los argumentos necesarios para elaborar un nuevo informe que reitere la falta de colaboración de los grupos para dar luz sobre la utilización de las ayudas públicas que reciben de la institución.

El presidente de Les Corts, Enric Morera, señaló la semana pasada en una entrevista en este periódico que los grupos tienen que presentar las facturas, que la petición está respaldada por los órganos fiscalizadores tanto del Estado como de la Generalitat y que se tienen que articular los mecanismos necesarios para que exista transparencia. «Si no están por la labor, tomaré medidas», señaló Morera, que recuerda que él es el último responsable de las cuentas de la institución, que las firma y que la subvención a los grupos parlamentarios representa el 20% del presupuesto de la Cámara.

Las formaciones con representación en Les Corts se reparten cada año 3,5 millones de euros

En los próximos días, una vez se han entregado las cuentas, Les Corts colgará en su página web los documentos aportados por los grupos y que no recogen facturas de los gastos realizados. La Sindicatura de Comptes, en su último informe, volvió a lamentar el hecho de que no pueda acceder a toda la información posible e instó a Les Corts a poner en marcha los mecanismos necesarios para que haya más transparencia en las cuentas de los partidos con representación en el Parlamento. «Aportan un cuadro de cuentas sin auditar y sin adjuntar documentación acreditativa. No permite comprobar ni la validez de los importes contabilizados ni su necesidad o vinculación con la actividad subvencionada», señala textualmente el informe de la Sindicatura.

Intervención de Les Corts respondió al órgano fiscalizador que se está trabajando para obligar a los grupos a que detallen al máximo la justificación de la subvención que reciben y que Morera ha reiterado en diversas ocasiones, incluso ante el pleno el día de la constitución de Les Corts, que hay que trabajar por la transparencia para dar ejemplo. «La presidencia de Les Corts ha manifestado con reiteración en pleno y a la Mesa la necesidad de regular en esta X Legislatura las subvenciones de los grupos parlamentarios atendiendo las recomendaciones formuladas por la Sindicatura de Comptes y otras instituciones», señala el escrito de alegaciones al informe de la Sindicatura.

La realidad es tozuda y los grupos resumen sus cuentas en unos balances limpio de detalles, donde no se incorpora ninguna factura ni apuntes sobre el destino del dinero. Los partidos se defienden asegurando que remiten toda la documentación al Tribunal de Cuentas pero, paradójicamente, es el órgano fiscalizador del Estado el que insta a Les Corts a aplicar las medidas que considere oportunas para garantizar la transparencia de la subvención millonaria que reciben los grupos. De momento, los únicos que se cierran en banda son los partidos.

La subvención fija que recibe cada partido es de 10.500 euros al mes y después perciben una asignación variable. Un total de 1.400 euros al mes por escaño y 1.056 euros mensuales más por parlamentario para la contratación de personal. Una aportación finalista de la que tampoco aportan justificantes.

ültimas noticias de Les Corts