El Gobierno retirará los recursos en el Constitucional contra leyes valencianas

Juan Carlos Fulgencio, delegado del Gobierno en la Comunitat. / I. MArsilla
Juan Carlos Fulgencio, delegado del Gobierno en la Comunitat. / I. MArsilla

El delegado del Ejecutivo central en la Comunitat anuncia que se recuperarán iniciativas aprobadas en Les Corts que impugnó el PP

A. CERVELLERA VALENCIA.

El Gobierno de España que encabezaba Mariano Rajoy tuvo varios roces con el Consell que lidera Ximo Puig durante esta legislatura autonómica. Hasta ocho leyes aprobadas por Les Corts fueron recurridas por el Ejecutivo central al Tribunal Consitucional al considerar que invadían competencias. Ahora, el Gobierno del PSOE espera retirar estos recursos y negociar con la Generalitat para que se puedan recuperar las leyes paralizadas, tal y como prometió Pedro Sánchez a Quim Torra en la reunión que mantuvieron el lunes.

La noticia fue confirmada por Juan Carlos Fulgencio, delegado del Gobierno en la Comunitat, durante un desayuno informativo que tuvo lugar ayer. Fulgencio indicó que las leyes valencianas están «en fase de estudio» y «todas aquellas que sea posible retirarlas completamente se retirarán». Desde el gabinete no se quiso poner una cifra a las iniciativas que podrán ser recuperadas pero se dio a entender que serán casi la totalidad de las iniciativas, pese a que se pueden introducir cambios en artículos puntuales. «Aquellas cuestiones que susciten un mayor problema jurídico serán tratadas en las comisiones bilaterales, hay voluntad de llegar a acuerdos entre las dos partes» sentenció Fulgencio.

Desde el Consell se esperaba que la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa ayudara a solucionar la difícil relación que mantenían las dos administraciones y la delegación del Gobierno vislumbró este camino al señalar que es una época de tender puentes reconstruir relaciones. Algo que consideraron fácil con un Ejecutivo como el que tiene la Comunitat.

Fulgencio considera que «hay voluntad de acuerdo» entre la Generalitat y el Gobierno central

Las iniciativas que volverán a ver la luz tras esta nueva sintonía expresada en la retirada los recuros interpuestos al Tribunal Constitucional serán previsiblemente siete, aunque Fulgencio no las quiso nombrar expresamente. Entre ellas destaca la ley de función social de la vivienda, impuganada por el recelo a que se garantice el papel mediador de la conselleria en los conflictos entre bancos y particulares, y la ley de pobreza energética, que establece medidas de ayuda a las familias que no pueden afrontar sus gastos en materia de electricidad, gas y agua.

Otros proyectos que se espera que puedan ser restaurados son la ley del servicio público de radiodifusión y televisión, la ley Integral del Reconocimiento del Derecho a la Identidad y a la Expresión de Género o el decreto de Sanidad Universal, que ha impulsado de forma similar el Ejecutivo de Sánchez. Una iniciativa que podría llevar más problemas es la norma de Plurilingüismo, de la que podría también pasar por una comisión bilateral por el recelo que ha despertado en diferentes sectores.

Financiación autonómica

Otra de las principales cuestiones que tendrá que mediar Fulgencio es el cambio en el modelo de financiación autonómica. Sobre si considera que hay tiempo en lo que queda de legislatura para reformarla y si es partidario de soluciones complementarias mientras tanto, indicó que sí a las dos cosas: «Se debe tratar de llegar en estos dos años, aunque dudamos de que se pueda llegar en estos dos años, y se deben dar soluciones transitorias porque son absolutamente necesarias y son de justicia». El delegado aseguró ser consciente ahora, como antes, de la situación de mala financiación de la Comunitat. Unas declaraciones que, pese a aceptar la situación negativa, siguen la senda marcada por el Gobierno que casi descarta que el cambio tenga lugar esta legislatura.

Fotos

Vídeos