Un Gobierno continuista en nombres y carteras

Bravo, Barceló, Puig, Oltra, Cebrián y Climent, ayer. / juanjo monzó
Bravo, Barceló, Puig, Oltra, Cebrián y Climent, ayer. / juanjo monzó

Seis consellers tienen garantizado seguir en su misma área | El diseño del organigrama espera el visto bueno de los partidos para la distribución de áreas con pocas novedades y dos carteras más

S. P.

El diseño del organigrama de la nueva Generalitat ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de las dos semanas de negociaciones entre los partidos, pero su diseño definitivo lleva días deambulando por las mesas de la reunión del pacto a la espera del sello de conformidad por parte de PSPV, Compromís y Podemos. En el reparto contemplado, el Consell pasará de las diez consellerias actuales a doce, aunque la principal novedad pasa por la entrada de Unidas Podemos, que amplía a tres los partidos que gestionarán el Gobierno.

La Presidencia de la Generalitat será para el PSPV. Ximo Puig repetirá en el cargo gracias a los 27 escaños cosechados en las elecciones autonómicas del 28 de abril. La inclusión o no de su departamento en el reparto final ha sido uno de los roces entre socios, pero según fuentes del entorno del presidente, «nunca ha sido un problema para él». Actualmente tienen competencias en Emergencias, Comunicación, Administración Local, Relaciones con Les Corts, Análisis, Turismo. De haber quedado fuera del reparto de áreas, el compromiso era haberla vaciado de competencias para repartirlas entre nuevas consellerias.

En cuanto a la vicepresidencia, no hay duda de que la líder de Compromís, Mónica Oltra, repetirá en el cargo. La duda hasta ayer era si Podemos, el nuevo socio, ocupa una segunda que no es bien vista por los nacionalistas.

Se crean tres nuevas carteras, dos de ellas para Unidas Podemos y otra para el PSPV

Respecto a las consellerias, cinco más serán para el PSPV y tres más para Compromís. Los socialistas ganan una respecto a la anterior legislatura y los nacionalistas se dejan una, la de Transparencia. Unidas Podemos entra en el Consell con dos áreas. Una que recoge de Compromís, heredera de la antigua Transparencia, y otra que el PSPV le cede como fruto de haber separado Obras Públicas de Vivienda. Los de la formación morada se encargarán de la gestión del parque de viviendas.

A falta de organizar el mestizaje que definirá la relación de altos cargos de las tres formaciones, estas serán las consellerias que formarán el Gobierno de los tres partidos de la izquierda en el inicio de la décima legislatura.

Presidencia de la Generalitat. La mantiene el PSPV y la ocupará Ximo Puig como hasta ahora. Si nada cambia, mantendrá sus competencias actuales. Se ha especulado con la idea de que ganara gestión en temas culturales.

Vicepresidencia y Políticas Inclusivas. Sigue en manos de Mónica Oltra, que conserva sus competencias en Políticas sociales e Igualdad. La escisión del Institut de la Dona ha sido uno de los temas de conflicto.

Hacienda. Continúa en manos del PSPV, con Vicent Soler. Codiciado departamento que gestiona el presupuesto de la Generalitat. El mestizaje en este área es clave. La dirección general de Presupuestos es objeto de deseo de todos los grupos.

Educación. Vicent Marzà, de Compromís, seguirá siendo el conseller de Educación y Cultura. Se barajó unirle Empleo y formación.

Sanidad. El PSPV, con Ana Barceló al frente, seguirá gestionando el mayor presupuesto del Consell. No ha habido problemas de mestizaje.

Justicia. Gabriela Bravo, independiente, pero cuota PSPV, seguirá al frente del departamento. Asumirá competencias de Gobernación.

Agricultura. Mantiene su nombre y las competencias en Agricultura, Medio Ambiente y Agua. Seguirá en manos de Compromís, pero Elena Cebrián no continuará. Ha sido objeto de conflicto por las competencias de Cambio Climático.

Obras Públicas. Se separa de Vivienda, que pasa a ser conselleria propia. Se queda en manos del PSPV, que busca nombre para un departamento clave.

Economía. Se mantiene para Compromís y, a pesar de que hasta el último momento no ha estado claro, hoy ha confirmado a su equipo que seguirá siendo Rafael Climent el conseller.

Universidades e Innovación. Departamento de nueva creación que se quedará el PSPV.

Vivienda. Conselleria nueva que gestionará Podemos. Rubén Martínez Dalmau es el favorito para un puesto que está siendo el principal problema del pacto, ya que quiere anexionarse competencias en energía, cambio climático y rango de vicepresidencia.

Calidad democrática. Hereda las competencias de Transparencia. la gestionará EU, con toda probabilidad, Rosa Pérez.