Giner denuncia que Ribó se niega a aclarar la legalidad del reglamento del valenciano

PP y Ciudadanos preparan un escrito para que pueda hacerse público un informe jurídico sobre el polémico reglamento

B. F. VALENCIA.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, denunció ayer que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha negado a aclarar la legalidad del reglamento del Ayuntamiento que otorga un uso preferente al valenciano.

«El Reglamento Orgánico de Gobierno y Administración del Ayuntamiento de Valencia habilita al alcalde de Valencia a solicitar los informes jurídicos que considere. Sólo hace falta voluntad política y Ribó no la tiene», remarcó el también portavoz de Ciudadanos en la Comunitat.

«La responsabilidad de Ribó con los valencianos es tomarse enserio las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana y velar para que aquí no tengamos ninguna sospecha ni duda sobre la legalidad de las normativas» subrayó el portavoz de la formación naranja.

«El alcalde debe analizar las resoluciones del TSJCV sobre el decreto del Consell que concede al valenciano un rango predominante sobre el castellano. Es incomprensible que mire hacia otro lado. Es necesario que un informe jurídico aclare la situación del reglamento», concluyó Giner.

Tanto en Ciudadanos como en el PP preparan una maniobra para que pueda aclararse si el polémico decreto del Ayuntamiento de Valencia se ajusta a derecho tras la resolución del TSJCV. Ambas formaciones tienen pensado presentar un escrito con el objetivo de reunir las firmas de un tercio de los concejales del pleno municipal para que se pueda impulsar la elaboración del informe jurídico que Ribó ha estado evitando.

Tal y como se desprende de una respuesta de la alcaldía al grupo municipal de Ciudadanos, si cualquiera de los dos partidos logra reunir el voto favorable de 11 de los 33 representantes presentes en el pleno municipal no es necesario que la iniciativa para elaborar el informe parta del equipo de Gobierno. El problema es que tanto el PP como Ciudadanos tienen pensado recoger esas firmas individualmente y no de forma conjunta. Esto implica que existe la posibilidad de que se vayan a presentar dos iniciativas casi idénticas con sólo las firmas de cada una de las formaciones. De esta forma, ni el PP, que cuenta con 10 concejales, ni Ciudadanos, que tiene 6, sacarían su propuesta adelante.

Fotos

Vídeos