Gent de Compromís aporta cerca de 120.000 euros al año

BURGUERA

valencia. Gent de Compromís, la base de militantes que no está adscrita a ninguna sigla política, cesa su actividad de manera indefinida en Compromís «por la falta de democracia». Así lo anunció el lunes, una disolución que implica a más de 800 afiliados, muchos organizados a través de esa corriente denominada Gent de Compromís que se va tras denunciar la opacidad de la coalición a la hora de articular la voz y el voto de los afiliados a un proyecto al que aportaban anualmente cerca de 120.000 euros. Así lo atestigua la memoria de 2018 que Compromís difunde. Los afiliados que no militan en alguno de los tres partidos de la coalición (Bloc, Iniciativa y Verds) aportan anualmente por cuotas cerca de 40.000 euros, y el doble por parte de la aportación de sus altos cargos en la Administración, un dinero respecto al cual Gent de Compromís considera que no hay información sobre su gestión.

Críticas de Ribó

El alcalde de València y miembro de Compromís, Joan Ribó, consideró ayer «totalmente exageradas las críticas» de Gent de Compromís a la coalición por falta de democracia interna y señaló que las personas que forman parte de la formación sin pertenecer al Bloc, Iniciativa y Verds no pueden «tener los mismos derechos que los afiliados» a uno de estos tres partidos. Ribó era el representante de Gent de Compromís en la coalición aunque con el tiempo se ha distanciado de la militancia.