Toni Gaspar, otra vez bajo el foco

Toni Gaspar, pensativo, ayer durante la comparecencia de Rodríguez. / juan j. monzó'
Toni Gaspar, pensativo, ayer durante la comparecencia de Rodríguez. / juan j. monzó'

El equipo de gobierno en la corporación provincial se reúne hoy para consensuar la hoja de ruta y pactar el apoyo al alcalde de Faura La marcha de Rodríguez le despeja por fin el camino para presidir la Diputación

JC. FERRIOL MOYA VALENCIA.

Los diputados del equipo de gobierno de la Diputación de Valencia, los que pertenecen a PSPV, Compromís, EU y Podemos, celebran hoy una reunión para definir la hoja de ruta que conducirá a la elección del nuevo presidente de la corporación provincial. El alcalde de Faura y diputado delegado de Hacienda y Asuntos Taurinos, Toni Gaspar, fue el nombre propuesto la semana pasada por los socialistas valencianos. Y si no ocurre una sopresa que en este momento no se espera, será el que salga mañana propuesto como sustituto de Jorge Rodríguez.

La propuesta de Gaspar se hizo pública la semana pasada. En concreto, el mismo miércoles en el que se produjeron las detenciones de la cúpula de presidencia de la Diputación y de los dos cogerentes de Divalterra. Esa noche, reunido de urgencia el secretariado de la dirección socialista, se acordó el nombre de Gaspar como nuevo candidato a dirigir la corporación. La tardanza de Rodríguez en formalizar una renuncia que se anticipaba cantada ha dejado a los socialistas valencianos en una posición incómoda -con un presidente que no dimitía y un candidato a sustituirlo, pero que no tenía margen de actuación-. La marcha ayer de Rodríguez despeja de nuevo el camino a Gaspar.

Pero que le despeje el camino no implica necesariamente que no se vaya a encontrar curvas. Compromís, el principal socio del PSPV en la corporación provincial, celebró ayer una reunión para analizar el nuevo escenario político que se abre tras la salida de Rodríguez. La semana pasada Mónica Oltra dejó en el aire el apoyo de su coalición a la candidatura de Gaspar -molesta más porque no se le hubiera informado de la identidad del relevo que porque pretendiera que la coalición pudiera ocupar esa responsabilidad-. «No hay sucesor designado», dijo.

Compromís no suspenderá de militancia a Brines mientras «no se levante el secreto de sumario»

Lo que hizo Oltra no es más que el elemental planteamiento que se abre ante la previsible negociación que los socios del gobierno provincial acometerán en las próximas fechas. La coalición nacionalista podría no tener inconveniente en respaldar a Gaspar como candidato a la presidencia, pero resulta razonable pensar que puedan plantear alguna contraprestación. Algunas fuentes apuntaron ayer a que la coalición podría decantarse por tratar de retrasar la celebración de los dos plenos que deben de tener lugar como trámite para elegir al nuevo presidente. Fuentes de Compromís señalaron ayer a este diario que «en principio» no debe de haber problema alguno para que Gaspar logre su respaldo.

Compromís planteará, previsiblemente, una negociación sobre la que los socialistas no tienen demasiadas dudas. Las fuentes del PSPV consultadas por este diario consideraron ayer que Gaspar es el candidato propuesto por Puig y que no tiene por qué haber problema alguno con su designación. Otra cosa es que en algunos ámbitos del partido se entienda que la propuesta de candidato a la presidencia de la Diputación le corresponde no al secretario general, sino a la dirección provincial. Una circunstancia que, no obstante, no impedirá que el nombre propuesto sea el del alcalde de Faura.

Mientras tanto, la vicepresidenta primera de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó (Compromís), ejerce desde ayer la presidencia en funciones de esta institución provincial. La diputada nacionalista señaló ayer que, en declaraciones a Europa Press, la voluntad de todos los miembros del equipo de gobierno de seguir trabajando para garantizar y mantener las políticas desarrolladas en los últimos tres años por este ejecutivo.

Por otro lado, la Comisión de Coordinación Institucional de Compromís, reunida ayer para analizar los hechos ocurridos en la Diputación de Valencia, evitó suspender de militancia a la cogerente de Divalterra Agus Brines -que la semana pasada decidió apartarse de sus cargos en el Bloc-. La coalición explicó ayer que se mantendrá «a la espera de conocer la profundidad de los hechos investigados cuando se levante el secreto del sumario. Cuando tengamos toda la información, la coalición actuará en consecuencia con la coherencia y la contundencia que la caracteriza».

Fotos

Vídeos