La FVMP provisiona 40.000 euros de «dudoso cobro» por el convenio de Orengo en Cical

Divalterra retiene el pago de la correspondiente factura, que ya provocó en su día una investigación de la Agencia Antifraude

JC. F. M.

valencia. La Junta de Portavoces de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) abordará en su reunión de hoy la aprobación de una provisión de fondos por un total de 40.000 euros, y que corresponden a una factura pendiente de cobro de un convenio que se encuentra en 'dudoso cobro'. La referencia figura en el orden del día de la reunión en el que se abordará la situación financiera de la entidad de cara dar luz verde al informe sobre la previsión de los presupuestos de ingresos y gastos de la FVMP para 2018.

Los 40.000 euros, aunque en el mencionado documento no se identifican, corresponden a la factura pendiente de pago que Divalterra, la empresa pública de la Diputación de Valencia heredera de la vieja Imelsa, tiene pendientes de abonar a la Federación de Municipios por el convenio que ambas entidades suscribieron en 2016 y que sirvió para que el exnúmero tres del PSPV, y exasesor del presidente de la Generalitat, José Manuel Orengo, pusiera en marcha la Fundación Cical.

La Agencia Antifraude mantiene abierta una investigación por una denuncia sobre el convenio suscrito entre Divcalterra y la FVMP para la puesta en marcha de Cical. La empresa pública de la Diputación de Valencia retiene desde hace más de un año y medio sendas facturas de 40.000 y 26.958,43 euros correspondientes al convenio suscrito en mayo de 2016 con la entidad que preside Rubén Alfaro. La referencia a los pagos pendientes figuraba entre la documentación facilitada en mayo a los miembros del consejo de administración de Divalterra, antes de abordar el estado de las cuentas correspondientes a este polémico convenio.

Con la medida adoptada por la FVMP, los 40.000 euros adeudados por Divalterra pasan a tener una consideración distinta, de cobro más improbable, en el balance de las cuentas de la Federación.