El fuego devora el centro de Vigo

El fuego devora el centro de Vigo. Las llamas ya no solo calcinan los bosques, también se asoman a las ventanas de los vecinos. Hay tantos focos activos que los servicios de emergencia no dan abasto. Algunos deciden arriesgar la vida intentando salvar sus casas, pero de momento el fuego gana la partida y tienen que huir dejando sus hogares. Esta es la otra cara del desastre. Las calles de Vigo se han abarrotado de valientes que pelean contra las llamas. Luchan con rabia porque tienen claro que los fuegos han sido provocados. De momento, las clases en los colegios y la universidad se han suspendido, y el Ayuntamiento pide que los vecinos cierren puertas y ventanas para protegerse del humo. Una larga noche que termina con un deseo común: que llueva.-Redacción-