El fiscal mantiene la acusación por fraude empresarial descubierto en el caso Brugal

El ministerio público pide penas de prisión de entre 9 meses y 12 años para los 15 implicados por un supuesto alzamiento de bienes

EFE

Alicante. El fiscal mantuvo ayer la acusación contra los 15 implicados en el supuesto alzamiento de bienes cometido por el Grupo Autisa (un conglomerado de empresas del sector de la automoción) destapado en el marco del caso Brugal, según confirmaron fuentes de la acusación pública. Por esta causa se sientan desde el pasado mayo en el banquillo de los acusados dos de los presuntos cabecillas de la trama, Ángel Fenoll y Rafael Gregory, junto a otros 13 sospechosos.

La Fiscalía mantuvo prácticamente inalterables sus conclusiones provisionales, en las que pide penas de entre 9 meses y 12 años de cárcel por delitos continuados de estafa, falsedad documental, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Las peticiones más altas corresponden a los hermanos Rafael y José Vicente Gregory, dueños o socios de hasta 18 empresas, en su mayoría dedicadas a la venta y alquiler de vehículos industriales. El fiscal únicamente ha modificado sus pretensiones para rebajar a tres meses de cárcel y tres meses de multa la pena que solicita al empleado de un banco que ha reconocido los hechos, según las fuentes consultadas.

De acuerdo con la versión acusatoria, los hermanos Gregory urdieron con la ayuda del resto de implicados una trama para dejar sin patrimonio sus mercantiles, que se hallaban en situación de quiebra, y no pagar así a sus acreedores. Uno de los principales perjudicados del fraude es VFS Comercial Services Spain SAU, una entidad financiera del Grupo Renault con la que Autisa tenía suscrito un acuerdo para la venta de camiones y que mantiene diversos pleitos penales con sus titulares.

Los Gregory vendieron presuntamente siete camiones en Dubai, capital de los Emiratos Árabes Unidos, entre febrero y abril de 2009, para no pagar a la financiera, tras retroquelar los números de bastidores con los de otros vehículos que sí eran de su propiedad. El Ministerio Público detalla también en su escrito otras operaciones fraudulentas con las que simularon supuestamente la venta o transmisión a terceros de sus bienes, tanto personales como societarios, para evitar que fueran embargados.

Las defensas de los quince acusados han mantenido también esta mañana sus conclusiones provisionales, la mayoría de ellas para solicitar la absolución de sus clientes. La Sección Segunda de la Audiencia de Alicante ha previsto otras dos sesiones del juicio, que se celebrarán mañana y el viernes, para escuchar los informes definitivos de las partes antes de declarar el caso visto para sentencia.

La Sección Segunda de la Audiencia de Alicante ha previsto otras dos sesiones del juicio, que se celebrarán mañana y el viernes, para escuchar los informes definitivos de las partes antes de declarar el caso visto para sentencia. En esa sentencia, el tribunal debe pronunciarse sobre la posible nulidad de los 'pinchazos' telefónicos realizados por la Policía Nacional en el marco del 'caso Brugal', que ha sido invocada por los abogados defensores. Los magistrados han denegado la reproducción y audición de esas conversaciones en este juicio porque no han sido impugnadas y su cuestionamiento se ciñe únicamente a una cuestión de forma de índole procesal, han precisado las fuentes.

 

Fotos

Vídeos