La familia Barberá arremete contra el PP por «el uso electoralista» del legado de Rita

María José Catalá/
María José Catalá

El entorno de la exalcaldesa exige a los populares que dejen de pasear «el cadáver» con tal de lograr sus objetivos

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

«Que el PP valenciano se olvide de pasear el cadáver de Rita Barberá con tan espurios objetivos poniendo fin a tan lamentable situación». Así de contundente se mostró ayer la familia de Rita Barberá respecto a las últimas declaraciones de Isabel Bonig, líder de los populares valencianos, y de la candidata a la alcaldía de la capital, María José Catalá. El hecho de que el partido haya querido recuperar la herencia de la exalcaldesa no ha gustado nada a su entorno, que ayer dejó muy clara su posición en un durísimo comunicado.Todos los miembros de la familia, incluidas las hermanas y los sobrinos, respaldaron un documento en el que mostraron «su profunda indignación» ante lo que consideraron «el miserable uso electoralista» que se está haciendo de la figura de la exalcaldesa por parte del PP. La familia considera curioso que ahora, de cara a las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán en el próximo mes de mayo, se ponga «en valor una trayectoria política flagrantemente ignorada durante los últimos años».

Para el entorno de la que fuera alcaldesa de Valencia durante 24 años, ese legado «es patrimonio único y exclusivo de todos los valencianos que le otorgaron el honor de dirigirlos y no de partido alguno». En el texto se remarca que «en ningún caso» su figura pertenece a los populares, que recuerdan que la sometieron al «abandono, maltrato y expulsión de sus filas». Además, recuerdan que Rita Barberá «terminó sus días integrada en el grupo mixto del Senado de España, muy lejos del PP por decisión de esta formación política». La exalcaldesa falleció en Madrid en noviembre de 2016 a causa de una cirrosis. Este trágico desenlace tuvo lugar después de que el que fuera su partido durante décadas decidiera suspenderle cautelarmente de militancia y expulsarla del grupo parlamentario después de que fuera imputada por un supuesto blanqueo de capitales durante su etapa como primera edil.

El comunicado continúa manifestando un «absoluto rechazo a los elogios interesados y vergonzantes dirigidos hacia la exalcaldesa por la responsable del PP valenciano y de la aspirante a la alcaldía de la capital, ya que ambas apoyaron con sus votos en Les Corts una propuesta para que Rita Barberá fuera desposeída de su acta de senadora». La iniciativa a la que hizo referencia la familia es una propuesta presentada en 2016 por parte de Compromís en la que se reclamaba a Rita Barberá, que entonces era senadora por designación autonónica, que dejara su acta en la Cámara Alta «para salvaguardar la dignidad de la representación de los valencianos». El PP justificó entonces su apoyo a la resolución, que no tenía ningún carácter vinculante, como un «gesto político» y, finalmente, la medida fue aprobada por unanimidad en Les Corts.

Las declaracionesEste duro comunicado de la familia Barberá llegó el día después de que saliera a la luz que Català iba a encabezar la candidatura del PP a la ciudad de Valencia. La candidata, que hoy será presentada de manera oficial por parte de Pablo Casado, manifestó el jueves que el proyecto que pretende liderar no «parte de cero», sino «de una buena herencia, la de Rita Barberá, la mejor alcaldesa que ha tenido este país». Por su parte, Bonig aseguró «complicado, duro, difícil y de valientes» tras el legado de «la que ha sido la mejor alcaldesa de Valencia y España». Estas declaraciones pretendían recuperar esencias del partido y actuar de pegamento interno. Se trata de una reconstrucción de afectos para una estructura orgánica muy deteriorada tras cuatro años en los que el PP de la capital ha sufrido una catarsis por la brutal derrota electoral y ante la 'Operación Taula', desarrollada en enero de 2016 y que dejó a nueve de sus diez concejales en solfa y a la espera de que el juez decida en algún momento si pasan a ser procesados por blanqueo. Sin embargo, la estrategia ha chocado con un actor fundamental, la familia de la exalcaldesa.

Català, candidata a la alcaldía de Valencia