El exfinanciero de Emarsa irá a la cárcel por no pagar la responsabilidad civil

El juzgado no le concede la suspensión al incumplir su compromiso de abonar más de 230.000 euros

A. RALLO

El que fuera director financiero de la depuradora de Pinedo no se librará de la cárcel. El directivo puede ser el primero de los dirigentes de la planta que acabe entrando en la prisión de Picassent. No se trata de la condena por el desfalco de la planta -todavía pendiente de la decisión del Tribunal Supremo- sino de una sentencia anterior de dos años de cárcel por un delito de insolvencia punible, tratar de esconder bienes para no hacer frente a las responsabilidades.

El Código Penal permite la suspensión de las penas no superiores a los dos años de cárcel siempre que se cumplan una serie de requisitos. Uno de ellos es el pago de la responsabilidad civil. En este caso, no lo ha hecho. Es cierto que el condenado se comprometió al abono de las cantidades, pero no ha cumplido su palabra y «no resulta razonable esperar el cumplimiento futuro», según el juzgado.

Arnal y su expareja Eva María Marsal fueron condenados a dos años de prisión y a una multa de 3.240 euros como responsables de un alzamiento de bienes. Su hermano, Antonio Arnal, y otras cuatro personas: Juan Manuel García, Daniel Rupérez, Sara Navarro y Maritza Meneses fueron condenados a nueve meses de prisión en calidad de cooperadores necesarios, deberán abonar una multa de 1.620 euros y hacer frente, de forma solidaria, a una responsabilidad civil superior a los 230.000 euros. La pareja se deshizo de su patrimonio nada más tuvo conocimiento de que se estaba investigando por la Justicia la gestión en la empresa pública conocedores de que podrían ser acusados de la participación en la trama, según la sentencia.

Fotos

Vídeos